Una innovadora técnica de tratamiento y disposición en la estructura de las fibras de algodón, desarrollada conjuntamente por Innotex Center de la Universidad Politécnica de Cataluña · BarcelonaTech (UPC), con sede en el Campus de Terrassa, y la compañía Cotton High Tech (Cohitech), ha sido la clave para que esta empresa catalana consiga fabricar compresas y tampones higiénicos 100% de algodón natural y con el máximo nivel de absorción.

Con esta innovación tecnológica, el equipo ha logrado obtener compresas y tampones higiénicos con la misma eficacia que muchos de los convencionales existentes actualmente en el mercado, que están fabricados con viscosa, polímeros procedentes del petróleo y aditivos químicos. En algunas usuarias con pieles sensibles pueden generar alergias, irritaciones y picores.

Es un producto 100% natural, igual de eficaz que el convencional en absorción pero sin problemas para la salud

Hasta ahora, sin embargo, tenían la ventaja de su gran poder de absorción, muy por encima de las primeras compresas y tampones 100% de algodón natural que Cohitech comenzó a fabricar en 2006. Pero ahora, la colaboración con los investigadores de la UPC ha permitido alcanzar las mismas cuotas de absorción que la de los polímeros superabsorbentes, e incluso superarla.

Así, por ejemplo, para un tipo de compresa se ​​obtiene entre un punto y un punto y medio más de absorción, en gramos de líquido absorbido por cada gramo de núcleo absorbente, que otros que hay en el mercado. La clave de la mejora de estos productos, sin utilizar ningún producto químico ni derivado del petróleo, radica en la disposición reológica de las fibras de algodón y en los cambios aplicados en el proceso de fabricación, totalmente mecánico y en el que no interviene ningún colorante ni aditivo.

“Se trata de fabricar una estructura no tejida, a base de algodón puro que actúa como núcleo absorbente de las compresas y los tampones”, indica Feliu Marsal, director de Innotex Center.

Los investigadores han ideado tratamientos específicos de apertura, limpieza y disgregación de las fibras de algodón para conseguir una estructura textil consolidada, compatible con una elevada producción industrial y con una gran calidad para poder obtener estructuras compactas, isotrópicas, es decir, con la misma funcionalidad independiente de la dirección de la disposición de la fibra, con permeabilidad aumentada y con un elevado poder de absorción de líquidos.

“La clave del éxito ha sido modificar la estructura reológica de las fibras, es decir, su disposición dentro del producto, porque es el factor que condiciona la transpirabilidad y el poder de absorción de líquidos”, explica Marsal.

Un producto también sostenible

Por su parte, Ramón Vendrell, gerente de Cotton High Tech, añade: «Hemos conseguido lo que muchas mujeres necesitan: una serie de productos 100% naturales para su higiene íntima igual de eficaces que los convencionales, pero con el valor añadido de que no generan problemas de salud. Además, su proceso de fabricación es sostenible y no es contaminante”.

Las compresas convencionales se fabrican con celulosa, y 50 kg de esta se obtienen a partir de 100 kg de madera. Sin embargo, con 100 kg de algodón se obtienen 95 kg de estructura no tejida que sirve para fabricar compresas. De esta manera se reducen los residuos.

Los tampones y compresas convencionales están fabricados, además, con viscosa blanqueada con cloro, plásticos y aditivos químicos. Son productos de gran consumo. Se estima que una mujer usa a lo largo de su vida 20.000 tampones y compresas, dado que el periodo menstrual dura una media de entre 30 y 40 años de su vida.

Innotex Center es un centro de I+D orientado al servicio de la innovación tecnológica integral para las empresas del sector textil y otros sectores industriales que necesitan en sus procesos y productos la presencia de tecnología textil, toxicológica y medioambiental. Innotex Center forma parte del Centro de Innovación y Tecnología de la UPC (CIT UPC), que articula los centros de investigación UPC miembros de la red TECNIO de la Generalitat de Cataluña y otros centros de investigación de la universidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here