Química

El agua dentro del cuerpo adquiere formas exóticas

(NC&T) "El agua, tal como la conocemos, no existe dentro de nuestros cuerpos". Ésta es la impactante afirmación de Martin Gruebele, profesor de Química en la Universidad de Illinois. "El agua en nuestros cuerpos tiene propiedades físicas diferentes del agua ordinaria, debido a la presencia de las proteínas y otras biomoléculas. Las proteínas cambian las propiedades del agua para realizar tareas particulares en partes diferentes de nuestras células".

Formadas por dos átomos de hidrógeno y un átomo de oxígeno, las moléculas de agua son con mucho el componente más abundante del cuerpo, constituyendo aproximadamente el 75 por ciento del volumen corporal. Cuando están dentro de las proteínas, las moléculas de agua participan en un ballet cuidadosamente coreografiado que permite a las proteínas plegarse en sus estados funcionales o nativos. Este delicado baile es esencial para la vida.

Aunque es bien conocido que el agua desempeña un papel importante en el proceso de plegado, los científicos normalmente sólo miran el movimiento de la proteína. Ésta es la primera vez que se ha conseguido mirar el movimiento de las moléculas de agua durante el proceso de plegado.

Usando una técnica especial, Gruebele y su colaboradora Martina Havenith, de la Universidad del Ruhr en Bochum, estudiaron los movimientos de una proteína en la escala de tiempo de los picosegundos. Un picosegundo es la millonésima parte de una millonésima de segundo.

Agua dentro del cuerpo
Seung Joong Kim y Martin Gruebele. (Foto: L. Brian Stauffer)
La técnica, que usa un láser de pulsos ultracortos, también permitió a los investigadores estudiar los movimientos de las moléculas de agua cercanas cuando la proteína se plegaba en su estado original.

En las pruebas sobre la ubiquitina, una proteína común en las células, los investigadores encontraron que las moléculas de agua enlazadas a la proteína cambiaban de configuración, adoptando una específica, con una velocidad muy superior a la de la proteína. El movimiento del agua ayudaba a establecer la configuración correcta, haciendo mucho más fácil el plegado de la proteína.




Más artículos
Refinerías de agua
Coenzima Q10
Humo líquido
Baterías de fosfato de litio-hierro
Agua dentro del cuerpo
Almacenamiento eléctrico en polímeros
Nanotecnología purificadora de aire
Extracción de hidrógeno del petróleo
Ultracondensadores con grafeno
Buckybolas
Análisis químico de huellas dactilares
Método para obtener gasolina
Método para producir biocombustibles
Experimento de Miller
Material termoeléctrico
Amortiguar ruidos molestos
Material para células solares
Diamantes industriales grandes
Evolución del reino mineral
Sulfuro de hidrógeno