Química

Clonando el olor de la costa marina

(NC&T) Para esclarecer el enigma, ha sido decisivo el análisis de ciertas bacterias, hasta hace poco desconocidas, tomadas de la costa Norte de Norfolk.

El profesor Andrew Johnston y su equipo de la Universidad de East Anglia aislaron este microbio del fango de las marismas Stiffkey, para identificar y extraer el gen responsable de la emisión de un gas fuertemente oloroso, el dimetil sulfuro (DMS).

Bastantes personas que visitan la costa del mar y perciben el olor marino típico, suelen decir que "respirar ese aire rico en ozono es bueno". "Pero se equivocan doblemente", advierte Johnston. "Primero porque el olor distintivo no es el ozono, sino el dimetil sulfuro. Y segundo, porque inhalarlo no es necesariamente bueno".

El DMS es un gas muy poco conocido, pero de gran importancia. En los océanos de todo el mundo, decenas de millones de toneladas de este gas son liberadas por microbios que viven cerca del plancton y por vegetales marinos, incluyendo algas y algunas plantas de las marismas. El gas desempeña un importante papel en la formación de la cubierta de nubes sobre los océanos, con un efecto notable sobre el clima. No es raro que el fenómeno fuese utilizado por James Lovelock como un puntal para su Teoría de Gaia.

El DMS es también un muy efectivo señalizador de fuentes de alimentos para las aves que circulan sobre aguas marítimas. A causa de su olor, los pájaros huelen el plancton del que se alimentan, en concentraciones increíblemente bajas.

El DMS ha sido conocido por los científicos desde hace mucho tiempo, pero los genes responsables de su producción nunca antes habían sido identificados.

Aislando un gen de una bacteria recolectada del fango de las marismas en Stiffkey, una pequeña localidad costera, los investigadores han llegado a la conclusión de que los mecanismos involucrados en la producción del DMS difieren marcadamente de aquellos que habían sido predichos. Y también han descubierto, de forma totalmente inesperada, que otra bacteria también es capaz de producir ese típico olor que tanto asociamos al litoral marítimo.


Más artículos
Mapa dinámico de las proteínas
La polimerización
Tecnologías ópticas
Refracción de los metamateriales
Enzima antifúngico
Nanomateriales híbridos
Superficies hidrófobas
Descongelantes en aeronaútica
Azul prusia en los ordenadores
Nanoconglomerados de oro
Hormigón por nanoingeniería
Evolución y medio ambiente
Estabilidad de materiales compuestos
Piel de polímero
Quemaduras solares ADN
Clonación de olores
El efecto terroir
Proteínas naturales
Oro cambiante
Recubrimiento anti-reflectante