Química

Encontradas las moléculas orgánicas complejas más viejas en fósiles

(NC&T) Las moléculas pudieron quizá haber funcionado como pigmentos, pero el estudio va más allá de este hallazgo en concreto, y presenta una manera completamente nueva de rastrear cómo evolucionaron las especies.

El trabajo ha sido efectuado en la Universidad Estatal de Ohio.

Christina O'Malley encontró moléculas orgánicas anaranjadas y amarillas dentro de los restos fosilizados de varias especies de criaturas marinas conocidas como crinoideos (o "lirios de mar", equinodermos primitivos que viven principalmente en los mares tropicales).

Los crinoideos todavía existen hoy. Aunque parecen plantas, son animales. Se aferran al fondo marino y se alimentan del plancton que flota a su alrededor. Los crinoideos de hoy despliegan un rango de colores que abarca tonos de rojo, naranja, y amarillo, así que los geólogos no se sorprendieron de que algunos de esos colores se manifestaran en los crinoideos de hace 350 millones de años.

Moléculas orgánicas fosilizadas
William Ausich y Christina O'Malley muestran un crinoideo moderno. (Foto: Kevin Fitzsimons/OSU)
Se ha sospechado durante mucho tiempo que esas moléculas orgánicas podrían encontrarse dentro de los fósiles. Ésta es precisamente la primera vez que los científicos han tenido éxito al buscarlas.

Aunque estas moléculas orgánicas podrían ser clasificadas como pigmentos, nadie puede estar seguro de que funcionaron como tales dentro de estos animales antiguos, según advierten los autores del estudio. Las moléculas pudieron servir para algún otro propósito aparte de para dar coloración, quizás para defender al animal de los depredadores haciéndolo menos sabroso.

Debido a que las moléculas parecen ser un poco diferentes para cada especie de crinoideo, los científicos pueden emplear los pigmentos como biomarcadores, para trazar relaciones en el árbol evolutivo de estas criaturas. Hasta ahora, sólo podían inferir el linaje de los crinoideos basándose en el tamaño y forma de rasgos importantes en los esqueletos de los animales.

Ésta podría ser una nueva herramienta para deducir de qué modo estas antiguas criaturas se volvieron tan prolíficas y cómo prosperaron tanto.

Los científicos sólo pueden ver animales y plantas fosilizados de manera limitada, en rocas sedimentarias, como los fósiles en caliza analizados en este estudio. La roca es inorgánica, y reemplaza a las moléculas orgánicas, como las de los pigmentos, durante la fosilización. Lo que O'Malley y sus colegas William Ausich y Yu-Ping Chin (profesores de Ciencias de la Tierra) descubrieron es que algunas moléculas orgánicas sobreviven al proceso de vez en cuando.

El esqueleto de los Crinoideos es muy poroso, y los investigadores piensan que cuando las moléculas inorgánicas rellenaron los espacios del esqueleto durante la preservación, algunas de las moléculas orgánicas quedaron atrapadas dentro del fósil.


Más artículos
Moléculas orgánicas fosilizadas
Invisivilidad ante las microondas
Hidrógeno y oxígeno
Enzimas desintoxicantes de oxígeno
Turbidez del vino
Experimentos con diamantes
Producción de etanol
Descomposición del agua
Ultrasonido genera triboluminiscencia
Olor metálico
Estructura de los huesos
Detectando explosivos mediante abejas
Metal negro
Transporte en un transistor
Calor en plásticos
Estructuras magnéticas
Violines Stradivarius
Enfermedades neurodegenerativas
Pesticidas contra mosquitos
Pintura antimicrobiana