La presencia de cobre aumenta la tonalidad roja de las gambas

Investigadores españoles y mexicanos han descubierto que el cobre podría aumentar la coloración roja de las gambas. La industria alimentaria elige los ejemplares con tonalidades más rojas ya que, al estar aparentemente más sanos, tienen mayor valor comercial. Pero los resultados obtenidos en este estudio cuestionan esta práctica.

Los camarones poseen grandes cantidades de astaxanthina, un carotenoide con un alto poder antioxidante que les da su característico color rojo. Igual que la mayor parte de los animales, las gambas no pueden sintetizar los carotenoides y deben incorporarlos a través de la dieta. Por lo tanto, un alto contenido en carotenoides indica el acceso a una buena dieta durante el crecimiento y el desarrollo de las gambas lo cual se traduce en el color rojo, indicador de un buen estado de salud.

Un estudio, realizado por el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y basado en cálculos de química cuántica, ha mostrado que, en presencia de metales pesados, carotenoides como la astaxantina aumentan su tonalidad roja.

«Esto significa que el color rojo, que en general está asociado a un mejor estado de salud en los animales, podría también estar indicando que han estado en contacto con metales pesados como el cobre», explica Andrés Barbosa, investigador del MNCN.

«El color rojo podría también indicar que las gambas han estado en contacto con metales pesados como el cobre»

Experimento con cobre en el agua

En el trabajo, los investigadores diseñaron un experimento para comprobar si el efecto teórico también se producía en vivo. Para ello, se expuso a un grupo de gambas, Litopenaeus vannamei, a agua a la que se había añadido cobre, en concreto, una concentración baja de cobre, 1mg/L. Compararon este grupo con otro de control en el que no se aumentó la concentración de cobre en el agua.

«Los resultados del experimento indican que las gambas expuestas al cobre terminan teniendo un color rojo más intenso que las del grupo de control lo que confirma los cálculos teóricos previos», concluye el investigador.

Referencia bibliográfica:

Martínez A., Romero Y., Castillo T., Mascaró M., López-Rull I., Simões N., Arcega-Cabrera F., Gaxiola G., Barbosa A. (2014) «The effect of copper on the color of shrimps: redder is not always healthier» PLoS One. DOI: 10.1371/journal.pone.0107673.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *