OSIRIS sigue los pasos del módulo Philae

El Optical Spectroscopic and Infrared Remote Imaging System (OSIRIS) de Rosetta ha captado una serie de fotografías del módulo de aterrizaje Philae mientras atarrizaba en el cometa 67P/CG el pasado 12 de noviembre. De izquierda a derecha, las imágenes muestran al robot descendiendo hacia el cometa antes del primer contacto con la superficie. Después, otra imagen tomada a continuación, a las 15:43 (horario GMT), confirma que el módulo de aterrizaje se desplazaba hacia el este, como sugerían por los datos devueltos por el experimento CONSERT, a una velocidad de aproximadamente 0,5 metros por segundo.

La ubicación final de Philae aún se desconoce, pero después de tocar tierra y rebotar de nuevo a las 17:25 GMT, llegó al punto definitivo a las 17:32 GMT. El equipo de imagen confía en que la combinación de los datos de CONSERT con las imágenes de las cámaras de Rosetta (OSIRIS y NavCam) y las de Philae  (Rolis y CIVA), pronto desvelará el paradero del módulo de aterrizaje.

El mosaico de imágenes captadas por la cámara OSIRIS se tomaron durante treinta minutos

El mosaico se compone de una serie de imágenes captadas por la cámara OSIRIS de Rosetta durante un período de treinta minutos desde la primera toma de contacto. El tiempo de cada una de las imágenes está marcado en los recuadros correspondientes y se encuentra en GMT (tiempo medio de Greenwich). También se ha proporcionado una comparación de la zona de toma de contacto poco antes y poco después del primer contacto con la superficie. Las imágenes fueron tomadas con la cámara de ángulo estrecho de OSIRIS cuando la nave Rosetta se hallaba a 15,5 kilómetros de la superficie del cometa.

Rosetta es una misión de la Agencia Espacial Europea (ESA) con participación de sus países miembros y de la NASA. Diversas instituciones españolas han tomado parte en el desarrollo de la misión Rosetta.  El Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), participa en dos de los once instrumentos que forman la dotación científica de la nave: OSIRIS y GIAD, en colaboración con la empresa SENER.

Junto al Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) han diseñado e integrado la unidad electrónica de control y el mecanismo de las ruedas de filtros (FWM, en su acrónimo en inglés) de las dos cámaras de OSIRIS, el principal sistema óptico de Rosetta, que lleva ayudando a tomar imágenes del cometa y de la sonda Rosetta desde el comienzo de la misión.

Se trata de las cámaras NAC –de banda estrecha, Narrow Angle Camera–, cuyo cometido es cartografiar con alta resolución el núcleo del cometa, y WAC –de banda ancha, Wide Angle Camera–, diseñada para trazar un mapa de las emisiones de gas y del polvo espacial que se encuentran en la proximidad del cometa.

Por su parte, del instrumento GIADA (Grain Impact Analyser and Dust Accumulator) se ha desarrollado la unidad electrónica de control de este instrumento, que observa las propiedades mecánicas, la velocidad y la masa de las partículas que se encuentran en la cola del cometa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *