El módulo Philae de Rosetta aterriza por fin en el cometa 67P

La Agencia Espacial Europea acaba de confirmar que el ‘aterrizador’ Philae, que esta mañana se ha desprendido de la sonda Rosetta, se ha posado con éxito sobre la superficie del cometa 67P/Churyumov–Gerasimenko. La señal ha llegado poco después de las 17 horas.

«Recibida la señal desde la superficie», destaca el tuit que la Agencia Espacial Europea (ESA) ha emitido esta tarde a las 17:03h (hora peninsular española). Minutos después añadio: «Superbien hecho». Los mensajes confirman el éxito de un acontecimiento histórico en la exploración espacial: el aterrizaje del módulo Philae sobre el cometa 67P/Churyumov–Gerasimenko. Este robot ha viajado a bordo de la sonda Rosetta desde hace una década.

En realidad el acontecimiento del ‘acometizaje’ se ha producido media hora antes del anuncio, pero como las señales de radio tardan 28 minutos y 20 segundos en recorrer los 400 millones de kilómetros que separan la Tierra del transmisor de Rosetta, a donde llegan los datos de Philae, los científicos han tenido que contener la emoción durante un tiempo.

La primera imagen de la superficie del cometa se recibirá sobre las 19 h, y los datos de los intrumentos del módulo de aterrizaje también empezarán a llegar en las próximas horas. En breve la ESA comunicará todos los detalles, incluida la situación de Philae y sus anclajes.

Durante el descenso:
 CIVA: Toma imágenes del orbitador Rosetta
 CONSERT: Medidas de la gravedad, propiedades de la superficie y subsuperficie, que ayudan a reconstruir la trayectoria de caída.
 ROLIS: Captura de imágenes de la zona de aterrizaje
 ROMAP: Medidas del campo magnético
 SESAME: Medidas de polvo y plasma

Encima del cometa:
 CIVA: Imagen panorámica
 MUPUS: Medida de la deceleración del arpón, propiedades de la superficie y subsuperficie
 PTOLEMY & COSAC: Medidas del Gas
 ROLIS: Imágenes cercanas a la superficie
 ROMAP: Registro del campo magnético
 SESAME: Propiedades de la superficie
 SD2: Taladro
 APXS: Determinación de la composición del entorno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *