El pteroestilbeno, similar al resveratrol, posible tratamiento de la obesidad

El pteroestilbeno es un compuesto fenólico análogo del resveratrol, presente en cantidades pequeñas en gran variedad de alimentos y bebidas como arándanos o vino tinto.Un grupo internacional de investigadores ha observado en modelos animales que su administración disminuye la acumulación de grasa corporal, lo que puede disminuir el riesgo de padecer otras enfermedades como la diabetes.

La obesidad es una enfermedad crónica de origen multifactorial definida como una acumulación excesiva de grasa corporal. Se trata de una enfermedad metabólica muy prevalente en los países desarrollados y un importante factor de riesgo para el desarrollo de ciertas patologías y alteraciones, como resistencia a la insulina, diabetes, hígado graso, alteraciones en los lípidos plasmáticos e hipertensión arterial entre otras.

Las pautas tradicionales para la prevención y el tratamiento de la obesidad incluyen el seguimiento de una dieta hipocalórica y la práctica de actividad física moderada a largo plazo. No obstante, la eficacia de estas estrategias es limitada y el éxito conseguido no siempre es el deseado. En este contexto, la inclusión en la dieta de ingredientes funcionales abre nuevas perspectivas de tratamiento. Como ejemplo de estos ingredientes están los compuestos fenólicos, entre los que se encuentra el pteroestilbeno.

El pteroestilbeno está presente en bajas cantidades en gran variedad de alimentos y bebidas de amplio consumo humano como uvas, arándanos, cacahuetes y vino tinto

Los investigadores del grupo ‘Nutrición y Obesidad’ de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), perteneciente al Ciber Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBERobn) del Instituto de Salud Carlos III, en colaboración con el departamento de Agricultura de los Estados Unidos de América (USDA), han observado en modelos animales que su administración disminuye la acumulación de grasa corporal, lo que puede disminuir el riesgo de padecer otras enfermedades como la diabetes.

El pteroestilbeno está presente en bajas cantidades en gran variedad de alimentos y bebidas de amplio consumo humano como uvas, arándanos, cacahuetes y vino tinto. En la actualidad existen pocos estudios que analicen los efectos de esta molécula, y se encuentran fundamentalmente centrados en el cáncer.

Un estudio pionero

El estudio realizado es el primer trabajo preclínico que analiza los efectos de este compuesto fenólico sobre la obesidad en un modelo animal. En este modelo, el pteroestilbeno disminuyó la grasa corporal debido a una reducción de la síntesis de grasa en el tejido adiposo y a un incremento de su oxidación en el hígado.

Estos prometedores resultados, que han dado lugar a una patente, pueden ser el punto de partida para a la realización de futuros estudios de intervención en humanos destinados a confirmar este efecto anti-obesidad.

Referencia bibliográfica:

Gómez-Zorita S, Fernández-Quintela A, Lasa A, Aguirre L, Rimando AM, Portillo MP.  Pterostilbene, a dimethyl-ether derivative of resveratrol, reduces fat accumulation in rats fed an obesogenic diet. Journal of the Agricultural and Food Chemistry, 2014, 62(33), pp 8371–8378.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *