Encuentran una nueva vía con células madre uterinas para frenar el cáncer de mama

Científicos de la Universidad de Santiago y del Hospital de Jove de Gijón han aislado y caracterizado un nuevo tipo de células madre mesenquimales en el cérvix uterino (hUCESCs, por sus siglas en inglés) capaces de frenar al desarrollo del cáncer de mama.

Los investigadores evidenciaron la capacidad de la hUCECSs y, especialmente, de su secretoma/medio condicionado (conjunto de moléculas secretadas por estas celular) de inhibir la proliferación e invasión de las células tumorales además de estimular su muerte celular programada (apoptosis).

Este efecto inhibidor sobre el crecimiento tumoral ha sido observado in vitro, utilizando líneas celulares de cáncer de mama y cultivos de tumores de pacientes operadas, así como in vivo en ratones.

Según el trabajo desarrollado, estas células no solo actúan sobre las tumorales sino que además lo hacen sobre el estroma/microambiente tumoral, principalmente compuesto por fibroblastos y macrófagos, que favorece la progresión del tumor.

Estas células no solo actúan sobre las tumorales sino que además lo hacen sobre el estroma/microambiente tumoral, que favorece la progresión del tumor

Las hUCESCs (que se obtienen de modo poco invasivo a partir de un cepillado de cérvix como el que se realiza en las revisiones ginecológicas) reducen la proliferación e invasión de los fibroblastos además de  favorecer la apoptosis, reduciendo así su papel estimulador de la progresión tumoral.

Como explican los investigadores, las hUCESCs pueden además inhibir y también revertir la diferenciación a macrófagos, células que en principio deberían defender al organismo del tumor pero que acaban convirtiéndose en sus aliados.

Asimismo, el análisis del secretoma, tanto fresco como liofilizado (forma de conservación en polvo), sugiere en opinión de los investigadores que una red de señalización paracrina compleja puede estar implicada en el potencial antitumoral de las hUCESCs.

A la luz de este potencial antitumoral, de su fácil obtención y del hecho de que la liofilización de su secretoma conserva las propiedades originales, hace que las hUCESCs sean buenas candidatas para futuras aplicaciones experimentales o clínicas en la terapia contra el cáncer.

Los resultados de la investigación acaban de ser publicados en la prestigiosa revista americana Oncotarget.

Colaboración

Hace cuatro años, en los laboratorios de la Unidad de Investigación de la Fundación Hospital de Jove de Gijón, Francisco Vizoso, Noemí Eiró e  M. Luz Lamelas iniciaron una investigación sobre células madre. El objetivo era encontrar una nueva fuente de células madre y un método de obtención que fuese mínimamente invasivo y doloroso para los pacientes y que permitiese un fácil crecimiento en el laboratorio.

La participación del grupo de Román Pérez de la Universidad de Santiago, de José Schneider de la Universidad Rey Juan Carlos y la colaboración de pacientes y ciudadanos reunidos en la Fundación para la Investigación con Células Madre Uterinas (FICEMU) han permitido conseguir logros mayores.

Además, cabe destacar que las investigaciones han sido financiadas por FICEMU gracias a la solidaridad ciudadana, mediante donativos recibidos de forma puntual, a través de las cuotas de sus socios colaboradores y de las recaudaciones en los diversos eventos solidarios que ha organizado la Fundación.

Referencia bibliográfica:

Román Perez-Fernández, Juan Sendón Lago, Samuel Seoane, Tomás García-Caballero e María A. Bermudez,  así como a Noemí Eiró, María Luz Lamelas, José Schneider e  Francisco J. Vizoso. Oncotarget

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *