Las pensiones del futuro se verán muy reducidas a causa de las últimas reformas

Investigadores de la Universidad de Granada (UGR) y del IESE Business School han advertido en un estudio que las reformas del sistema público de pensiones en España implementadas por el Gobierno en los años 2011 y 2013 provocarán una reducción del valor real de las pensiones del futuro.

La investigación señala que las reformas reducirán de forma drástica el desequilibrio presupuestario del sistema de pensiones, cuyo déficit hubiera crecido hasta alcanzar el 10,5% del PIB en 2050 si no se hubiera modificado, provocando, por ejemplo, un aumento del IVA hasta el 45,4%. Sin embargo, por otro lado, provocarán una reducción del valor real de las pensiones, dado que entre 2013 y 2050 el índice de revalorización medio anual real será un 1%.

Como explica Julián Díaz Saavedra, profesor de Historia Económica de la UGR y uno de los autores de este trabajo, “esta reducción del valor real de las pensiones implica que se reduce continuamente la tasa de reposición, que es la relación entre la pensión media y el salario medio. Este índice pasaría del 50% en 2010 al 28% en 2050. En definitiva, los jubilados actuales más jóvenes así como los futuros jubilados, verán reducida de forma importante el poder de compra de sus pensiones. Por todo ello, las pensiones tendrán que volver a reformarse en el futuro», destaca.

Las reformas provocarán una caída del valor real de las pensiones, ya que entre 2013 y 2050 el índice de revalorización medio anual real será un 1%

En el estudio, publicado en Econpapers, se analizan las consecuencias microeconómicas, macroeconómicas, y de bienestar de las últimas reformas del sistema público de pensiones en España.

Para ello, los investigadores utilizaron un simulador de la economía española, calibrado en función de los valores de los principales agregados, ratios y distribuciones de la economía en 2010, y estudiaron las reformas implementadas por el Gobierno de España en 2011 y 2013.

Envejecimiento de la población

Los resultados indican que, dado el progresivo envejecimiento poblacional que tiene y tendrá lugar en España durante las próximas décadas, si no se hubieran implementado estas reformas el sistema de pensiones tendría una serie creciente de déficits.

Por el contrario, las reformas de 2011 y 2013 hacen que el desequilibrio futuro del sistema sea siempre menor al 1% del PIB de aquí hasta 2050, lo que evitaría modificaciones de calado en los tipos impositivos.

Sin embargo, dicha mejora ocurre principalmente a través de una caída en el gasto en pensiones, y debido a dos razones principales. Primero, porque el retraso en las edades de jubilación reduce el número de pensiones en vigor. Segundo, y más importante, porque el valor de la pensión cae significativamente. Esto último se debe a la aplicación del Factor de Equidad Intergeneracional (FEI), y también, y principalmente, a la evolución del Índice de Revalorización de las Pensiones (IRP), dicen los investigadores.

Referencia bibliográfica:

Javier Díaz-Giménez y Julián Díaz-Saavedra.“The Future of Spanish Pensions”. Econpapers 14/03

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *