El pasado enero la revista Nature publicaba dos artículos sobre un nuevo tipo de células madre obtenidas mediante estrés, las STAP, que parecían candidatas a convertirse en uno de los grandes hallazgos científicos del año. Ahora, ante la falta de validación de resultados, se ha recomendado retirar las publicaciones y repetir los estudios.

A principios de año Haruko Obokata, investigadora del centro Riken de Biología del Desarrollo de Japón, se erigía como la autora principal de dos de los estudios más ambiciosos sobre un tipo de células madre, las STAP (células madre pluripotentes conseguidas mediante estrés).

La autora se mantiene firme sobre las conclusiones de sus artículos 

Sin embargo, ante las sospechas de fraude por la falta de réplica en los resultados publicados en la revista científica Nature, Masatoshi Takeichi, director del centro japonés, ha recomendado retirar los trabajos.

“Se han identificado una serie de problemas en dos informes de la generación de células STAP que han planteado preocupaciones con respecto a la fiabilidad de los hallazgos reportados”, afirma Takeichi. “Pido disculpas sobre las serias preocupaciones sobre la integridad y confiabilidad de esta investigación”.

Obokata, que se mantiene firme sobre las conclusiones de sus artículos, tiene el trabajo ahora de validar su estudio (y conseguir que lo haga también la comunidad científica) si quiere continuar avanzando con esta línea de investigación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here