Un sistema de realidad aumentada puede funcionar hasta con mil móviles

Un grupo de científicos de la Escola Tècnica Superior d’Enginyeria de la Universidad de Valencia (ETSE-UV), dirigidos por el profesor Juan Manuel Orduña, ha desarrollado un sistema de realidad aumentada colaborativa (CAR, del inglés Collaborative Augmented Reality) que puede funcionar de forma interactiva hasta con mil teléfonos móviles inteligentes.

Este avance, cuyas características se publican en la revista Journal of supercomputing, permite ampliar la aplicación de la realidad aumentada colaborativa en ámbitos como el educativo, el cultural, el industrial, e incluso, el militar, ya que esta técnica facilita el trabajo en común y coordinado desde terminales ubicados a distancia.

La técnica facilita el trabajo en común y coordinado desde terminales a distancia

Orduña explica que hasta ahora nunca se habían evaluado las prestaciones de los sistemas CAR basados en teléfonos móviles, dado que hace poco tiempo que los teléfonos móviles tienen la potencia de cálculo y el hardware necesarios para proporcionar este tipo de realidad de forma interactiva.

Sin embargo, la aparición de los teléfonos móviles inteligentes o smartphones han convertido estos dispositivos en herramientas muy adecuadas para realidad aumentada colaborativa. Este trabajo, en el que participan también los investigadores de la UV Víctor Fernández y Pedro Morillo, ofrece “una referencia sobre la forma de diseñar los sistemas CAR y sobre la cantidad de usuarios que pueden llegar a soportar dichos sistemas”.

De hecho, este grupo ha logrado que el uso de esta tecnología pase de decenas a miles de usuarios, es decir, un avance de dos órdenes de magnitud y, con ello, ampliar sus posibilidades de utilización. En este sentido, el mismo grupo de investigadores de la ETSE-UV publicó a finales de 2013, también en Journal of supercomputing, sus conclusiones sobre las prestaciones de los teléfonos móviles inteligentes cuando se utilizan en aplicaciones de realidad aumentada colaborativa.

Estas prestaciones difieren según el hardware y el sistema operativo que incorporan los móviles (Android, iOS, etc.), y también imponen ciertos requisitos a las aplicaciones de este tipo de realidad. En base a las conclusiones de ese estudio se desarrolló un simulador que ha permitido realizar el estudio completo de los sistemas CAR y mejorar su diseño.

El sistema dearrollado establece las bases para poder crear CAR masivos para lugares con gran afluencia de personas como museos, estaciones, aeropuertos, recintos deportivos, estadios de fútbol, etc, ya que “hemos demostrado la base tecnológica para desarrollar aplicaciones donde cientos de personas estén mirando en sus dispositivos móviles la misma imagen del mundo real, pero modificada con objetos 3D superpuestos en cada uno de los móviles de forma coordinada”, agrega el director del estudio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *