Las apps de salud están en pleno auge en el mundo. Ya existen 97.000 en el mercado en plataformas como IOS (Apple) y Android y el pasado año generaron un negocio de 4.500 millones de dólares (unos 3.300 millones de euros). “En España, el sector cuenta con muy buenas perspectivas ya que somos el país con el mayor índice de penetración de smartphones en Europa”, señaló ayer Javier Navarro, consejero delegado de The App Date, que ha elaborado un informe sobre las 50 mejores apps en este segmento en español.

Entre las aplicaciones más destacadas en el ranking presentado ayer en Madrid están Contigo, destinada a facilitar apoyo a mujeres con cáncer de mama; e idoctus, utilizada por los médicos para mejorar la atención de sus pacientes y a la que acceden 45.000 doctores a la semana, según sus creadores.

Otra de las aplicaciones relevantes es ablah, ideada por un padre para ayudar a comunicarse a su hijo autista, que fue premiada por la Fundación Vodafone en 2012.

Las aplicaciones seleccionadas han sido revisadas por un equipo de profesionales de la salud, periodistas especializados y expertos en tecnología móvil. Según Navarro, “se trata de un primer estudio que sirve como punto de partida y espacio de reflexión para fomentar el crecimiento y la mejora en aspectos como el diseño y la facilidad de uso”.

El informe, que ha contado con la colaboración del Observatorio Zeltia, indica que el próximo año un tercio de los usuarios de smartphones en España tendrán instalada al menos una aplicación de salud.

El informe destaca que el 66% de las aplicaciones de salud en español son gratis

Las terceras en crecimiento

Estas aplicaciones están entre las de mayor crecimiento y se sitúan solo por detrás de las apps de juegos y de utilidades. Además, se estima que su presencia crecerá un 23% anual en los próximos cinco años y que en cuatro años los ingresos aumentarán un 511%, señala el estudio.

En la clasificación de aplicaciones de salud, el 70% está destinado al público en general en áreas como bienestar y ejercicio físico, y el 30% se dirige a los profesionales sanitarios y los pacientes, según el último estudio del IMS Institute for Healthcare Informatics, que recoge The App Date.

La funcionalidad más común es la información (39,8%), seguida de instrucciones de uso (21,4%) y registro y captura de datos del usuario (18,7%).

Entre las aplicaciones disponibles en español analizadas en el informe, el 24% es informativo, el 22% está dedicado a la monitorización de parámetros físicos y el 18% facilita el seguimiento del tratamiento.

La educación (16%), la gestión (16%) y la ayuda al diagnóstico (6%) son los ámbitos que cierran las categorías en las que el informe de The App Date ha organizado las aplicaciones seleccionadas.

Además, el estudio destaca que el 66% de las aplicaciones en español son gratuitas y el resto de pago.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here