Descubierta una nueva función para los ARN no codificantes

Un trabajo científico ha demostrado la existencia de una nueva clase de ARNs no codificantes (lncRNA) relevantes para el proceso de adaptación celular a cambios ambientales.

El estudio es fruto del trabajo conjunto del Grupo de Investigación en Señalización Celular del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud de la Universidad Pompeu Fabra, y de la European Molecular Biology Laboratory (EMBL) de Heidelberg, Alemania.  

Este estudio, que se publica en la edición digital de la revista Molecular Cell, significa un importante avance en el campo de la biología molecular.

La presencia de ARN no codificantes existe en todos los organismos estudiados; sin embargo, su función no está completamente elucidada. Los resultantes de este trabajo permitirán entender mejor el papel de los lncRNAs en la fisiología celular.

Adaptarse al estrés celular

Todas las células deben ser capaces de adaptarse a los cambios que se producen en su entorno para sobrevivir a las situaciones de estrés celular. Esta respuesta de adaptación es coordinada por quinasas de respuesta a estrés (SAPK), que reprograman la expresión de los genes de las células para protegerlas.

Como ha manifestado Eulalia de Nadad, coautora del trabajo, «el equipo de investigación catalán ha demostrado que, en respuesta a estrés, la activación de la SAPK (Hog1) promueve la transcripción de lncRNAs que solapan con regiones codificantes (genes)».

En conclusión, los investigadores demuestran por primera vez que una vía de señalización controla la transcripción de lncRNAs en respuesta a estímulos externos. Esta nueva clase de lncRNAs representa un nuevo mecanismo de regulación génica y control del ciclo celular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *