La revista Nature Genetics ha publicado los resultados de un estudio, liderado por la organización Cancer Research UK del Reino Unido y en el que también participan expertos del Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria (IBBTEC), que analiza los defectos genéticos presentes en el núcleo de los tumores de riñón.

Los científicos analizaron el complejo escenario genético presente en los tumores de diez pacientes de cáncer renal y encontraron solo dos defectos genéticos que estaban presentes en todas las muestras obtenidas del mismo tumor. Y, lo que es más importante, eran estos dos defectos los que estaban implicados en el inicio del cáncer.

Más allá de estas mutaciones que componen el tronco del tumor, por sus regiones se extienden, como si fuera un árbol, numerosas ramas. Casi tres cuartos de los defectos encontrados son únicos para cada una de las ramas, una variabilidad enorme que hace muy difícil estudiar la genética de un tumor a partir de una muestra o biopsia única.

Los investigadores creen que este conocimiento puede ser útil para predecir las rutas genéticas de los tumores en progresión

Esto explica por qué los médicos no cuentan con una visión global de la enfermedad en pacientes con este tipo de tumores, y también por qué ciertos tratamientos no son tan efectivos como se espera al atacar solo a una de las ramas, mientras el resto crece y coloniza el espacio liberado.

Frenar la progresión de los tumores

El estudio también ha encontrado similitudes en las rutas evolutivas elegidas por cada una de las ramas, tanto dentro del tumor de cada paciente como entre distintos afectados. Los investigadores creen que este conocimiento puede ser útil para predecir las rutas genéticas de los tumores en progresión, lo que podría servir, a su vez, para diseñar nuevas estrategias terapéuticas que limiten ese crecimiento. 

Los científicos aseguran haber alcanzado, con su trabajo, “una visión fascinante de la evolución genética de los tumores”, que abre las puertas a importantes avances en el conocimiento y tratamiento del cáncer. “En primer lugar, necesitamos maneras de atacar los defectos que inician el proceso y que se encuentran en el tronco del desarrollo evolutivo. Si además logramos entender las rutas evolutivas que están predeterminadas en el progreso tumoral, podremos mantenernos un paso por delante de la enfermedad”.

El equipo que ha participado en el estudio está formado por investigadores del London Research Institute, del Hospital Royal Marsden y del University College London Cancer Institute –los tres británicos-, del MD Anderson Cancer Center de Houston (Estados Unidos) y del IBBTEC, centro mixto del CSIC, la Universidad de Cantabria y Sodercan.

Referencia bibliográfica:

“Genomic architecture and evolution of clear cell renal carcinomas defined by multiregion sequencing”. Nature Genetics, 2 de febrero de 2014.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here