Los estudios domiciliarios de apneas del sueño son menos costosos que los hospitalarios

Un estudio multicéntrico español, liderado por el Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Respiratorias (CIBERES) –perteneciente al Instituto de Salud Carlos III y el Ministerio de Economía y Competitividad- y el Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres, concluye que los estudios domiciliarios de apneas del sueño son, a igualdad de eficacia, un 20% menos costosos que los estudios hospitalarios.

“Esta investigación es la primera que demuestra que para la misma eficacia el coste de la poligrafía es sensiblemente inferior al de la polisomnografía para el proceso global (diagnóstico y tratamiento) del estudio de pacientes con sospecha de apneas de sueño”, afirma Juan Fernando Masa, coordinador del estudio que publica este mes la revista Sleep

El síndrome de apneas durante el sueño se caracteriza por oclusiones repetidas de la faringe al dormir. El sueño deja de ser reparador y en consecuencia durante el día estos pacientes aquejan somnolencia.

Las apneas de sueño favorecen la aparición de hipertensión arterial, enfermedades cardio y cerebrovasculares, accidentes de tráfico y mayor mortalidad. Es una enfermedad muy frecuente que afecta al 24% de los adultos y la mayoría están sin diagnosticar.

Las apneas de sueño favorecen la aparición de hipertensión arterial, enfermedades cardio y cerebrovasculares, accidentes de tráfico y mayor mortalidad

El estudio se centró en si tomar la decisión terapéutica con la poligrafía respiratoria era tan costosa como hacerlo con la polisomnografía. Es decir, si el coste global del proceso, diagnóstico y decisión terapéutica, seguía siendo mejor con la poligrafía. Para ello se analizaron tres modelos en los mismos pacientes: 1) polisomnografía en todos los pacientes; 2) poligrafía en todos los pacientes y 3) poligrafía en los pacientes más sintomáticos (con más probabilidad de presentar la enfermedad) y polisomnografía para el resto.

“Los resultados han mostrado que los dos modelos que incluyen poligrafía son, a igualdad de eficacia, menos costosos que la polisomnografía, pero que es igual realizar poligrafía a todos los pacientes o solo a los más sintomáticos”, concluye Masa.

Poligrafía y polisomnografía

El método diagnóstico estándar es la polisomnografía que registra variables neurológicas para identificar las fases del sueño y respiratorias para demostrar las apneas y sus repercusiones. Esta prueba requiere personal experto y vigilancia durante toda la noche.

Consecuentemente, el coste es elevado y el volumen de pacientes que pueden ser diagnosticados es muy inferior al necesario. Por tanto, el acceso al diagnóstico es difícil, con largas listas de espera.

En la última década se han hecho grandes esfuerzos en investigación para intentar simplificar el diagnóstico. Una alternativa es la conocida como poligrafía respiratoria. Se trata de un dispositivo más simple que la polisomnografía, en el que se registran sólo las variables respiratorias y que el propio paciente puede colocarse en su domicilio para el registro nocturno. Al día siguiente lo traslada al hospital para su análisis.

Este tipo de dispositivos se están usando en todo el mundo para el diagnóstico de las apneas de sueño en pacientes cuya probabilidad de tener la enfermedad es intermedia o alta, que representan la mayoría de pacientes a los que se realiza estudios de sueño.

Anteriores estudios

Una investigación reciente del CIBERES y el Hospital San Pedro de Alcántara, Cáceres, publicado en la revista Thorax, ratificó el valor de la poligrafía respiratoria para el diagnóstico de la enfermedad, aunque existe variabilidad entre el número de apneas que pueden identificarse por uno y otro método.

Sin embargo, lo más novedoso del estudio fue la información obtenida sobre costes de la técnica para un mismo grado de efectividad. “El diagnóstico de la enfermedad utilizando la poligrafía respiratoria cuesta casi la mitad que el de la polisomnografía”, según aseguró Juan Fernado Masa.

El trabajo se refiere únicamente al procedimiento diagnóstico. Sin embargo, una vez que el especialista dispone del diagnóstico realiza otro proceso más importante como es decidir el tratamiento entre los disponibles. Principalmente entre CPAP (continous positive airway pressure), que es muy efectivo y se reserva para pacientes con síntomas más importantes, u otros tratamientos.

Referencia bibliográfica:

“Effectiveness of three sleep apnea management alternatives”. Sleep 2013 Dec1; 36(12):1799-807.

El estudio liderado por el CIBER de Enfermedades Respiratorias (CIBERES) y el Hospital San Pedro de Alcántara, Cáceres, ha contado con la participación de Hospital Txagoritxu, Vitoria; Hospital Valdecilla, Santander; Hospital General Universitario, Alicante; Hospital de Belvitge, Barcelona; Hospital Son Dureta, Palma de Mallorca; Hospital San Juan, Alicante y Hospital Clinic, Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *