España ocupa el octavo puesto de 72 países en un ranking que mide género y medioambiente

La igualdad de las mujeres y su papel en la mitigación del cambio climático ha sido uno de los temas centrales de la jornada de hoy en la Conferencia de las Partes de Varsovia.

Esta mañana se ha presentado, por primera vez, el Índice de Medioambiente y de Género (EGI, por sus siglas en inglés) que, a través de una serie de indicadores como la educación, los derechos, el nivel de vida y el cuidado del ecosistema, clasifica a los países de los que más a los que menos cumplen con estos objetivos.

El proyecto está liderado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), y se ha creado tras la supervisión en 72 países de sus políticas de igualdad de género y de asunción de poder de las mujeres en el medioambiente.

Sus resultados ponen en aprietos a algunas regiones como La República Democrática del Congo, Yemen o Mauritania que ocupan las últimas posiciones del ranking. Por el contrario, Islandia es el país que más y mejor promueve este tipo de iniciativas, seguido de Holanda, Noruega y Suecia. España ocupa el octavo lugar de la lista.

“España obtuvo muy buenos resultados en indicadores como medios de vida y educación de género»

“España obtuvo muy buenos resultados en muchos indicadores, como medios de vida y educación de género, así como en lo que denominamos como ‘activos’, que incluye indicadores sobre la alfabetización de las mujeres, su acceso al crédito, etc.”, declara a SINC  Rebecca Pearl-Martinez de la IUCN y directora del proyecto.

Sin embargo, el informe también señala mejoras en áreas concretas como la creación de políticas que promuevan más mujeres en altos cargos directivos y legisladores, y la protección de sus derechos de propiedad.

La IUCN asegura que la metodología de EGI está abalada por los mejores expertos en temas de intersección de género y medio ambiente.

“Me gustaría destacar que muchos países donantes han expresado su interés en esta COP19 en saber cómo actúan los países en los que invierten sus ayudas, por lo que España también podría estar interesado en utilizar el índice EGI para este fin”, concluye la experta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *