Miden el cuerpo a 1.700 hombres españoles para mejorar el diseño de la ropa

Las tallas de ropa en Francia, España y Portugal no son las mismas. Hacerlas comparables para optimizar la compra de ropa on line en estos países es el objetivo del proyecto europeo SizingSUDOE, para el que investigadores del Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) se disponen a realizar un estudio antropométrico de los hombres españoles.

Las medidas se obtienen gracias a una cabina con un escáner dotado de tecnología óptica que registra en 3D la morfología del individuo mediante el uso de láseres durante quince segundos.

El IBV, coordinador nacional de esta iniciativa, medirá más de 130 parámetros en 1.700 hombres. El tallaje se realiza en la actualidad en ciudades como Madrid, donde el proceso de selección continúa abierto. Podrán colaborar en este estudio varones mayores de doce años que residan en nuestro país.

SizingSUDOE plantea la creación de una red estable entre centros tecnológicos y asociaciones empresariales para facilitar la transferencia de la información antropométrica de la población a las empresas del sector, y de esta manera facilitar que desarrollen nuevos productos y servicios adecuados a todos los consumidores.

“Estas limitaciones son una lacra para el comercio por internet y provocan unas importantes tasas de devolución de producto”

Múltiples aplicaciones

La obtención de datos tiene múltiples aplicaciones, no solo en el sector del textil y la confección. Contar con las medidas actualizadas de la población permite mejorar el diseño de los puestos de trabajo, del mobiliario, de los automóviles o incluso de las sillas de ruedas.

La industria textil, de la moda y confección representa una de las mayores industrias europeas, con un peso predominante en los países del sudoeste de Europa, ya que se encuentran entre los cinco países del continente con más actividad en el sector.

Sin embargo, la creciente deslocalización de la producción, la aplicación de sistemas de patronaje basados en datos y proporciones corporales de los años 70, así como la escasa estandarización de los sistemas de tallaje, han provocado que una de las principales quejas de los consumidores sea la falta de ajuste de ropa. Unas medidas que afectan especialmente a las mujeres, ya que según las encuestas, un 40% de ellas tiene problemas para encontrar ropa de su talla.

“Estas limitaciones son una lacra para el comercio por internet y provocan unas importantes tasas de devolución de producto”, apunta el Instituto de Biomecánica de Valencia.

Por estos motivos, el proyecto SizingSUDOE, financiado con fondos europeos, une a administraciones y grupos empresariales del sector han impulsado la realización de estudios antropométricos en varios países. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *