Ciencia en Acción otorga 20 premios a proyectos de divulgación científica

Más de 15.000 personas acudieron el pasado fin de semana al Bizkaia Aretoa de Bilbao para disfrutar de la final del certamen Ciencia en Acción, que concedió 20 premios a diferentes proyectos de divulgación.

Durante los días 5, 6 y 7 de octubre se han presentado un centenar de actividades y trabajos entre los que destacaron varias obras de teatro científico, un simulador de átomos y moléculas y un flashmob sobre el movimiento ondulatorio. Además, alumnos de distintos países compartieron a través de videoconferencia su experiencia como investigadores en la modalidad ‘Adopta una estrella’.

El objetivo de la feria es promover el conocimiento científico entre el público y fomentar las vocaciones científicas. “Cada año solemos tener unos 15.000 visitantes. Este año se han enviado unos 300 trabajos de los que se han seleccionado un centenar para la final”, explica Rosa Mª Ros, directora de la actividad y profesora de la Universidad Politécnica de Cataluña.

“La ciencia también es cultura y es una forma de pasarlo bien, buscamos que la gente disfrute y salga con una impresión positiva”

Los participantes de Ciencia en Acción son principalmente profesores, investigadores, divulgadores científicos de los medios de comunicación o pertenecientes a organismos y museos relacionados con la ciencia, así como cualquier persona interesada en la enseñanza y divulgación del conocimiento científico. Además, los profesores involucran, cada vez más a menudo, a sus alumnos en las demostraciones.

El concurso busca ideas innovadoras con las que acercar la ciencia a la ciudadanía y está organizado por instituciones científicas entre las que se encuentra la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt), el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Instituto de Ciencias Matemáticas (ICMAT), la Real Sociedad Española de Física (RSEF), la Sociedad Geológica de España (SGE) y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

La muestra ha concluido con una entrega de premios para los ganadores en cada una de las modalidades. “Lo más enriquecedor es estar en la final, compartir esos momentos y mostrar cómo todavía hoy, aun en medio de la crisis, hay mucha gente que avanza, investiga, crea y propone nuevas formas de acercarse a la realidad”, señala Ros.

Ciencia al alcance de todos

El certamen presenta cada año la cara más lúdica de la ciencia, al mismo tiempo que rigurosa. “La ciencia también es cultura y es una forma de pasarlo bien. Buscamos que la gente disfrute y salga con una impresión positiva. Aprendemos a todas las edades y, por eso, nos dirigimos a gente curiosa, no importa la edad que tenga”, indica la directora.

Además de las numerosas demostraciones científicas ejecutadas por profesores y alumnos de primaria, secundaria y universidad, a lo largo de todo el fin de semana han tenido lugar varias representaciones teatrales y performances.

 “Se trata de un experimento muy interesante porque es muy barato y fácil de llevar a cabo para los colegios. Se consigue una visión muy especial y puede ser muy atractivo para los alumnos”, comenta Ros.

Uno de los platos fuertes de la feria ha sido el programa “Adopta una estrella” en el que los estudiantes han ejercido de científicos, eligiendo un tema, buscando la mejor aproximación y ejecutando el experimento.

 “Escuchar los comentarios de los niños acerca de cómo han hecho los experimentos, qué es lo que más les ha gustado, etc., incluso en centros con muy pocos medios, es algo realmente emocionante”, explica la profesora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *