La Fundación BBVA premia la recuperación de humedales en España y la conservación de ballenas en Latinoamérica

Los Premios Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad reconocen a organizaciones que desarrollan políticas o funciones de conservación medioambiental, así como a comunicadores cuyo trabajo contribuye a proteger el patrimonio natural. Establecidos en 2004, están dotados con 580.000 euros distribuidos en tres categorías, lo que los sitúa entre los galardones medioambientales más importantes a escala internacional.

En la categoría de Conservación de la Biodiversidad en España se reconoce a la Fundación Global Nature por su labor en la recuperación de 88 humedales en toda España. En la categoría de Conservación de la Biodiversidad en Latinoamérica el premiado es el Instituto para la Conservación de las Ballenas, en Argentina, cuya técnica para identificar ballenas en fotos les ha permitido monitorear la vida de estos animales durante más de cuarenta años y descubrir, por ejemplo, cómo les afecta el cambio climático.

Asimismo, en Difusión del Conocimiento y Sensibilización en Conservación de la Biodiversidad el premio recae en el fotógrafo español Daniel Beltrá, cuyas «espectaculares imágenes», publicadas en los principales medios de comunicación del planeta, así como «por documentar y difundir a través de su innovador trabajo fotográfico la fragilidad y el deterioro de algunos de los ecosistemas más amenazados del planeta».

Humedales como fuente de riqueza

En sus dos décadas de existencia ha recuperado 88 humedales por comunidades autónomas en toda España

Cada año, más de 20.000 personas visitan la Laguna de la Nava, en Palencia, para contemplar gansos, garzas y otras muchas especies de aves, hoy consideradas un recurso esencial en la economía de la región. Es solo un ejemplo de los logros de la Fundación Global Nature, que en sus dos décadas de existencia ha recuperado 88 humedales por comunidades autónomas en toda España y los ha convertido en motores del desarrollo local. Otros ejemplos son los Humedales del Guadiana, en Toledo, Cuenca y Guadalajara, o las Lagunas de Villacañas, en Toledo.

La «excepcional contribución» de la Fundación Global Nature a la protección de «un tipo de ecosistema altamente amenazado y fundamental para la biodiversidad», señala el acta, «facilita la conservación de un gran número de especies vulnerables y en peligro de extinción».

En palabras de Eduardo de Miguel, director-gerente de esta organización, “la concesión del premio a la Fundación Global Nature supone el reconocimiento de 20 años de trabajo en la restauración de ecosistemas, muchas veces olvidados, como son los humedales, y por la apuesta, con frecuencia incomprendida, por las nuevas tecnologías para la conservación de los recursos naturales. En estos momentos duros, España solo podrá salir adelante con la decisión firme de conservar los recursos estratégicos de nuestro país, como son el agua, la biodiversidad y las energías renovables”.

Siguiendo a las ballenas

El Instituto de Conservación de Ballenas, de Argentina, es una organización no gubernamental fundada por los autores de una técnica que ha impulsado enormemente la conservación de cetáceos en todo el mundo desde 1970. Se trata de la fotoidentificación centrada en los rasgos diferenciadores de cada individuo, el equivalente a las huellas dactilares de los humanos. En la ballena austral, cada individuo presenta un patrón distintivo en sus callosidades, que son zonas de piel engrosada y de consistencia córnea en la parte superior y lateral de la cabeza.

La fotoidentificación permite seguir a las ballenas e investigar su comportamiento de forma no invasiva

La fotoidentificación permite seguir a las ballenas e investigar su comportamiento de forma no invasiva y hoy en día el ICB cuenta con más de 155.000 fotografías de 2.850 individuos. Sus resultados son la base de diversas actuaciones de conservación de la especie y se recogen en más de sesenta publicaciones científicas y presentaciones a congresos.

«Nuestras investigaciones han generado conocimiento sobre la biología de las ballenas francas australes, esencial para el desarrollo de planes de manejo y conservación a largo plazo», explican los investigadores del ICB. Estos resultados «han servido de base en la toma de decisiones para la conservación de esta especie, promoviendo la creación de Áreas Marinas Protegidas y de Santuarios Balleneros».

Desde el Amazonas

Daniel Beltrá (Madrid, 1964) ha recibido la noticia del premio mientras trabaja en la cuenca del Amazonas en Brasil. Aunque es presentado a menudo como un artista, podría decirse que su labor se aproxima más a la de un reportero de guerra, que cubre conflictos entre la sociedad humana y su entorno. Asegura que este galardón le ayuda a desarrollar su trabajo «con independencia».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *