Reducir un 40% los viajes en coche puede evitar 250 casos de enfermedades cada año

Una reducción del 40% en los viajes de larga duración en coche, sustituyéndolos por viajes en transporte público y en bicicleta, se traduce en un descenso anual de 127 casos de diabetes, 45 de enfermedades cardiovasculares, 30 de demencia, 16 heridos leves, 0,14 lesiones graves, 11 de cáncer de mama y 3 de cáncer de colon.

Un nuevo estudio, publicado en la revista Preventive Medicine, cuantifica los impactos en la salud sobre la morbilidad al reducir los viajes en coche son reducidos y aumentar el uso del transporte público y los viajes en bicicleta en el área metropolitana de Barcelona.

Los resultados revelan que una reducción del 40% en los viajes de larga duración (unos 6 km) en coche, sustituyéndolos por viajes en transporte público y en bicicleta, se traduce en un descenso anual de 127 casos de diabetes, 45 de enfermedades cardiovasculares, 30 de demencia, 16 heridos leves, 0,14 lesiones graves, 11 de cáncer de mama y 3 de cáncer de colon, que asciende a una reducción total de 302 años de vida (ajustados por discapacidad) por año en los viajeros.

Además, el descenso de la exposición a la contaminación atmosférica por material particulado menor a 2.5μm (PM2.5) en la población general se tradujo en una reducción anual de 7 casos de bajo peso al nacer, 6 de parto prematuro, 1 de enfermedad cardiovascular y 1 de infección del tracto respiratorio inferior.

“Las políticas de transporte pueden reducir la morbilidad, en particular para aquellos que toman el transporte activo”

El autor David Rojas, investigador del CREAL, centro de la alianza ISGlobal, advirtió que “los resultados muestran que las políticas de transporte para reducir los viajes en coche pueden producir importantes beneficios de salud en términos de reducción de la morbilidad, en particular para aquellos que toman el transporte activo”.

Para llegar a estas conclusiones, Rojas estudió los resultados de morbilidad relacionados con la sustitución de los viajes en coche en el área metropolitana de Barcelona (3.231.458 habitantes).

A través de ocho diferentes escenarios de transporte, se estimó el número de casos de enfermedades o lesiones relacionadas con la actividad física, la exposición a PM2.5 y los incidentes de tráfico en los viajeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *