Describen cómo el interferón protege contra los hongos

Las células dendríticas serían clave para luchar contra las infecciones por Candida albicans. Así lo indica al menos un nuevo estudio, publicado en la revista Inmunity, que revela que las células dendríticas reducen la mortalidad en infecciones causadas por el hongo en ratones.

Para luchar contra las infecciones, nuestro organismo cuenta con un tipo de moléculas conocidas como interferones que consiguen bloquear la multiplicación de los virus y activar a los glóbulos blancos que atacan tanto a estos como a las bacterias.

En su laboratorio del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC (CNB), el grupo dirigido por Carlos Ardavín estudia el funcionamiento de unas células inmunitarias que producen interferón, las células dendríticas.

A parte del efecto contra virus y bacterias, hace años se descubrió que “las células dendríticas son clave en la inmunidad contra el hongo Candida albicans”, explica Ardavín.

El investigador acaba de publicar en la revista Immunity que para que puedan actuar contra dicho hongo, es necesario que las células dendríticas produzcan interferón de tipo I (α y β).

Sólo así, las células dendríticas reducen la mortalidad en infecciones causadas por Candida albicans en ratones.

Profundizando en el mecanismo molecular, los científicos del CNB han descubierto el papel esencial de dos proteínas llamadas Dectin-1 y Dectin-2 para que las células dendríticas produzcan interferón β cuando el organismo sufre una infección por dicho hongo.

Sin ellas, no se produce esta sustancia y, entre otras cosas, los neutrófilos encargados de luchar contra la infección no se desplazan hasta el lugar donde se encuentra C. albicans.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *