‘Science’ premia a un profesor por un programa para aprender ciencia investigando

Margus Pedaste, un profesor de Enseñanza Tecnológica de la Universidad de Tartu, en Estonia, ha ayudado a la Unión Europea a diseñar un módulo de enseñanza que combina herramientas basadas en internet y experimentos prácticos con destino a estudiantes de secundaria. El objetivo, según este profesor, es que los alumnos no memoricen largas listas inútiles y tengan opción de acceder a un aprendizaje más basado en  la experimentación y en la comprensión de los procesos.

El módulo, llamado ECO Mission, ha sido desarrollado por Pedaste y otros profesores europeos en el marco del proyecto Science Created  by  You (SCY) de la UE y ha resultado ganador del premio Inquiry-Based Instruction de la revista Science, que trata de impulsar nuevos métodos para mejorar la enseñanza de la ciencia, según informa The American Association for the Advancement of Science (AAAS), en un comunicado.

Pedaste fue un estudiante brillante que antes de finalizar la educación secundaria ya había ganado las olimpiadas de biología de su país tres veces. Sin embargo, nunca entendió para que necesitaba memorizar, por ejemplo, los nombres utilizados para describir la anatomía reproductiva de veinte grupos diferentes de animales, señala AAAS. 

Por ello, con la idea de mejorar la forma en la que se enseña biología, Pedaste trabajó para ayudar a crear el software educativo ECO Mission.

Según este profesor, la enseñanza en su país está muy basada en la memorización, “incluso los profesores de ciencia carecen de una comprensión coherente del método científico que les permita apoyar un aprendizaje basado en la investigación con énfasis en el proceso”, subraya.

El módulo ECO Mission combina herramientas web y experimentación práctica

Dosis de experimentación

Al darse cuenta de lo difícil que iba a ser tratar de entrenar e influir a los profesores de ciencias, Pedaste y sus colegas decidieron dirigirse directamente a los estudiantes. Y vieron que el mejor medio para lograr su objetivo era el desarrollo de entornos de aprendizaje basados ​​en la web, en los que los alumnos pudieran acceder a un aprendizaje con buenas dosis de experimentación.

«Vimos que estas herramientas eran muy útiles y que el apoyo específico de herramientas de investigación, ya estén basadas en la web o en un experimento real de laboratorio, tienen un estupendo efecto en el aprendizaje de los estudiantes”, dice Pedaste.
 
 En su opinión, la incorporación de la enseñanza basada en la web, tiene, además, la ventaja de permitir a los profesores hacer un seguimiento del aprendizaje. “En una clase de 25 alumnos, un profesor solo puede pasar unos minutos por estudiante. Pero cuando parte de la instrucción se realiza con la ayuda de un software educativo, el ordenador puede analizar el aprendizaje y apoyar a todos los estudiantes en función de sus necesidades”, subraya.

Uno de los ejemplos de cómo funciona el módulo ECO Mission se centra en los ecosistemas de un lago de agua dulce. Comienza pidiendo a los estudiantes que creen un ‘mapa conceptual’ que represente su visión de los diferentes procesos del agua y cómo se relacionan entre sí.

Pedaste dice que este ‘mapa’ ayuda a los estudiantes a pensar acerca de la relación entre los procesos y conceptos científicos. “Esta aproximación integral no se realiza habitualmente porque la ciencia se enseña a menudo como unidades fragmentadas”, subraya.
 
 El módulo desarrollado consigue, además, una combinación de enfoques. Los estudiantes evalúan el papel de la luz en el nivel de la fotosíntesis a través de un experimento práctico. Observan el efecto que la composición del fondo del lago podría tener sobre el aumento de pH procedente de precipitaciones derivadas de la lluvia ácida. También utilizan simulaciones por ordenador para entender la concentración de nutrientes y las cadenas alimentarias.

“Esta combinación de enfoques es ideal. La simulaciones son útiles, pero los estudiantes aún necesitan tocar las cosas y hacer experimentos reales en el laboratorio”, dice este profesor, que, antes de enseñar a universitarios, pasó 14 años dando clases de biología a alumnos de 13 a 19 años.

Referencia bibliográfica:

 «Investigating Ecosystems as a Blended Learning Experience»

1 Comment

  1. ANTONIO

    Espero ardientemente que se sumen a este proyecto miles de centros yo pediría que se sumaran la totalidad de todos los centros.
    La experiencia enseña, la teoría lo dudo.
    Yo soy jubilado de la enseñanza y siempe creí en que lo importante no era aprenderse de memoria retailas de nombres y otros si no mejor deducir y saber donde buscar la solución con lo que crearíamos más capacidad de aprendizaje. Yo no tuve los medios de hoy esat web es un gran instrumento, estoy seguro.
    Yo así lo hice aunque tuve muchos detractores.

Responder a ANTONIO Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *