Un nuevo sensor electroquímico detecta diferentes fenotipos del virus de la gripe

Un estudio liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha descrito un sensor electroquímico capaz de cuantificar la capacidad infectiva potencial que puedan tener nuevas cepas de virus gripales hacia un huésped aviar o humano.

Los resultados, publicados en la revista Advanced Functional Materials, indican que este dispositivo sería útil como herramienta analítica en programas de monitoreo realizados en unidades de análisis o en ambulatorios, dada su alta selectividad, facilidad de uso, tamaño y coste.

Este dispositivo es capaz de cuantificar la capacidad infectiva potencial de nuevas cepas de virus gripales

El dispositivo está compuesto por una celda de tres electrodos, definidos en un mismo sustrato de silicio, fabricados mediante tecnología microelectrónica, sobre los que se ha desarrollado un receptor selectivo biomimético.

Este receptor consiste en una membrana sintética que trata de emular la doble membrana lipídica de las células diana, de forma que la interacción de los virus varía según su naturaleza.

“La respuesta al virus provoca un cambio en la impedancia electroquímica del sensor que puede ser fácilmente medida con una instrumentación sencilla, robusta y compacta”, explica César Fernández‐Sánchez, uno de los autores e investigador del Instituto de Microelectrónica de Barcelona.

Una interacción selectiva

A diferencia de los inmunosensores que emplean anticuerpos como receptores, la arquitectura biomimética del sensor es capaz de interaccionar selectivamente con diferentes fenotipos del virus de la gripe, tal y como ocurre en la membrana lipídica de las células.

“La capacidad de los virus de la gripe para infectar las células de una especie aviar o de humanos se basa en el reconocimiento de unos receptores presentes en la superficie de las células diana, normalmente las células del epitelio respiratorio, que consisten en moléculas de ácido siálico unidas al azúcar galactosa que, a su vez, se presentan unidas a diversas glicoproteínas y glicolípidos de la superficie celular”, explica Gustavo del Real, otro de los autores, del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria.

Más rápido y barato

Con este dispositivo, el análisis de la especificidad del receptor de los virus de la gripe se podría llevar a cabo de forma mucho más rápida y económica que los métodos utilizados habitualmente, que requieren técnicas y equipos mucho más complejos, tal y como apunta Eduardo Ruíz‐Hitzky, coordinador del proyecto y experto en el Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid.

“La aplicación del sensor electroquímico nos informaría sobre la agresividad potencial de una nueva cepa emergente del virus de la gripe y, por lo tanto, serviría para implementar con mayor celeridad las medidas profilácticas más adecuadas para evitar la progresión de la infección”, concluye Gustavo del Real.

Referencia bibliográfica:

Bernd Wicklein, M. Ángeles Martín del Burgo, María Yuste, Ester Carregal‐Romero, Andreu Llobera, Margarita Darder, Pilar Aranda, Juan Ortín, Gustavo del Real, César Fernández‐Sánchez, Eduardo Ruiz‐Hitzky. “Biomimetic Architectures for the Impedimetric Discrimination of Influenza Virus Phenotypes”. Advanced Functional Materials. DOI: 10.1002/adfm.201200377

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *