Cuando las montañas se mueven

La Sierra de Peracalç y los alrededores del Lago de Montcortès, en el Pallars Sobirà (Lleida), forman el movimiento en masa más grande descrito hasta ahora en los Pirineos españoles. Así lo confirma un estudio realizado por un equipo de investigadores de las universidades Autónoma de Barcelona, Zaragoza, Girona y Módena (Italia) y publicado en la revista Lithosphere de la Sociedad Geológica Americana.

La investigación indica que un amplio sector de la Sierra, formado por un conjunto de rocas rígidas de unos 250 m de espesor y unos 4,5 km2 de extensión, se desliza por encima de rocas mucho más plásticas, provocando grandes roturas que desplazan lateralmente una masa de unos 900 hectómetros cúbicos en dirección norte. Los investigadores consideran que es el movimiento de ladera más grande descrito en los Pirineos españoles.
 
 El fenómeno se produce desde hace al menos 45.000 años, a una velocidad media de entre 1 y 3 mm cada año. Actualmente, los procesos más activos de la Sierra de Peracalç tienen lugar en la parte más alta (1400 m), donde son visibles grietas quilométricas, llamadas grabens, que tienen decenas y, en algunos casos, hasta centenares de metros de anchura.
 
 Los movimientos en masa, también llamados movimientos de ladera, se producen por efecto de la gravedad. Los materiales que intervienen pueden ser tanto roca como suelo y el mecanismo de desplazamiento es muy diverso, desde la caída libre hasta el movimiento lento de toda una montaña.
 
 El movimiento que se produce en la Sierra de Peracalç es un proceso a gran escala, condicionado por el hecho de que en su base se encuentra una potente unidad de rocas evaporíticas, que tienen capacidad de fluir y se disuelven con mucha facilidad. Fruto de esta dinámica geológica es también el Lago de Montcortès, uno de los dos únicos de los Pirineos de origen no glacial, surgido por una deformación abrupta del terreno.

Los movimientos en masa, también llamados movimientos de ladera, se producen por efecto de la gravedad

Valor patrimonial, social y económico
 
 “Estos movimientos de ladera son importantes social y económicamente, debido de a los riesgos que puede comportar para las actividades e infraestructuras de la zona, y a los excelentes acuíferos que originan, dado que facilitan la infiltración y la circulación de agua subterránea”, explica Rogelio Linares, profesor de Geología de la UAB y participante en el estudio.

 El investigador también destaca el alto valor patrimonial de las geoformas que se crean. “En este sentido, la Sierra de Peracalç es como un modelo a escala del que probablemente sea el mejor ejemplo en el mundo de este fenómeno, los Grabens del Parque Nacional de Canyonlands, en Utah, (EE UU)”, manifiesta.
 
 El estudio ha desarrollado una metodología de trabajo pionera a nivel mundial, al integrar técnicas para conocer la edad y dinámica de estos tipos de movimientos en masa.
 

Referencia bibliográfica:

Gutiérrez, F., Linares, R., Roqué, R., Zarroca, M., Rosell, J. Galve, J.P. and Carbonel, D (2012), Investigating gravitational grabens related to lateral spreading and evaporite dissolution subsidence by means of detailed mapping, trenching and electrival resistivity tomography (Spanish Pyrenees). Lithosphere, v. 4; nº 4; p. 331-353. Doi: 10.1130/L202.1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *