El Mediterráneo acoge más de 200 áreas importantes por su flora salvaje

MADRID, 02 (EUROPA PRESS)

El sur y este del Mediterráneo acogen más de 200 «áreas importantes» a nivel internacional por su flora salvaje, ya que albergan una variedad «extraordinaria de vida salvaje», según se desprende del estudio «Zonas importantes por sus plantas en el sur y este de la región mediterránea» de WWF, que pretende salvar la riqueza natural del Norte de África y Oriente Medio, según informa la organización ecologista.

El trabajo señala que estas áreas «rivalizan con las que existen en Europa y Asia por su riqueza de especies» y que en países como Argelia, Egipto, Jordania, Libia, Israel, Marruecos, los Territorios Palestinos Ocupados, Siria y Túnez «los paisajes tan ricos en especies también ofrecen unos recursos vitales como medio de vida a nivel local».

Este proyecto internacional de conservación, que ha reunido a botánicos y científicos de estos países y que ha sido publicado por el Centro de Cooperación del Mediterráneo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), WWF y Plantlife, «recoge por primera vez 207 Zonas Importantes por sus Plantas (ZIP), de las que 33 están en Siria, 20 en el Líbano y en Egipto, 21 en Argelia, 13 en Túnez y 5 en Libia», según precisa la organización.

También concreta que un 75 por ciento de todas estas ZIP albergan especies endémicas a nivel local que «crecen únicamente en un país o área geográfica» y que se han identificado «lugares mega endémicos, que cuentan con más de 20 especies limitadas a pequeñas áreas geográficas en Argelia, Marruecos, Líbano, Siria y Liba». «Esto quiere decir que son extraordinariamente ricas en la diversidad de flores y plantas silvestres», indica el estudio.

El estudio precisa que Al Jabel Al Akhdar es una ZIP situada cerca de la ciudad de Benghazi (Libia) y que se trata «del lugar más rico en plantas silvestres de Libia, con 1.400 especies, y también es la región más importante de Libia para el cultivo de cereales, frutas y verduras». «La mitad de las plantas endémicas de Libia solo crecen en esta zona», añade el trabajo, que según WWF «puede servir de herramienta para que los Gobiernos y los convenios internacionales focalicen las tareas de conservación en zonas prioritarias».

Por otro lado, el documento pone de manifiesto que a largo plazo, «los recursos naturales y las zonas con fauna y flora silvestres seguirán siendo vitales para la salud como una fuente de recursos y para el bienestar general de la población local de estos países, muchos de los cuales están pasando por un periodo de inestabilidad política y conflicto».

Finalmente, advierte de que las «principales amenazas que se ciernen sobre estas ZIP son el exceso de pastoreo, que afecta a un 67 por ciento de las zonas; la deforestación; el desarrollo del turismo; la agricultura intensiva; y la recolección no sostenible de plantas para usos medicinales y culinarios».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *