Alberto de Mónaco, contra la energía nuclear

MONTECARLO, 11 (De la enviada especial de EUROPA PRESS, Eva González)

El Príncipe Alberto II de Mónaco ha señalado que la energía nuclear está «lejos de su ideal» energético «y más aún» después de la experiencia del accidente nuclear de Fukushima (Japón), del que se cumplen dos meses, porque cree que existen otras soluciones, como la energía eólica o la solar así como la mejora de la eficiencia energética, las cuales considera «más beneficiosas para la sociedad».

Durante la inauguración del II Foro Euromediterráneo de la Eficiencia Energética que se celebra en Montecarlo (Mónaco) bajo el lema «Energy Efficiency-Time to get smarter», el Príncipe ha indicado que la producción de estas energías dependerá, sin embargo, en gran medida cada vez más de la financiación privada. El Foro es organizado por Johnson Controls, la Fundación Príncipe Alberto II de Mónaco y The Climate Group, cuyos representantes han prometido «nuevas acciones» de promoción dela eficiencia energética más inteligentes para lograr los objetivos climáticos y energéticos internacionales.

Además, ha subrayado que, en su opinión, es preciso luchar contra la crisis medioambiental antes que ser «expulsados» por ésta y ha añadido que este objetivo está relacionado con la protección de la naturaleza, el cuidado general del planeta y que, por eso, es «todo» el mundo el que debe trabajar en este sentido. «Creo que es necesario un plan para todo el mundo», ha agregado, al tiempo que, en este contexto, considera «prioritario» el objetivo de incrementar la eficiencia energética en todos sus ámbitos.

El príncipe monegasco se ha mostrado convencido ante el aforo de que su función y la de los representantes de organizaciones públicas, privadas y ONG tienen la función de «desarrollar y hacer posible un proyecto totalmente medioambiental (lo cual significa priorizar la protección de nuestro planeta frente a cualquier otra cuestión, pero también debe ser un proyecto totalmente humanista), sin olvidar jamás que el valor fundamental debe ser siempre la vida humana, la felicidad y la emancipación de las limitaciones materiales».

En este sentido, ha insistido en que «debería darse siempre la máxima prioridad» a la posibilidad de lograr una mayor eficiencia energética y de encontrar energías renovables, no contaminantes, porque esta posibilidad ofrece a los seres humanos las perspectivas «más beneficiosas», tanto de forma directa como colectiva.

«Para aquellos que deseen actuar a favor de la protección del medio ambiente, la eficiencia energética es el camino a seguir para realizar acciones concretas, flexibles, diferentes e inmediatas», ha apostillado.

Asimismo, ha añadido que ha pedido a la Comisión Europea que «profundice» en las políticas de eficiencia energética y ha respaldado su «creencia en el compromiso» de Francia en esta materia, al tiempo que ha recordado el compromiso del Principado de reducir las emisiones de CO2 en un 30 por ciento para 2030 y se ha marcado el objetivo de emisiones cero en 2050 para conseguir, ha dicho, «un futuro más fuerte».

Por su parte, el ministro de Industria, Energía y Economía Digital de Francia, Eric Besson, ha calificado de «inaceptable» el nivel de emisiones actual en Europa y en el resto del mundo y ha dicho que con una población creciente, es necesario producir «más energía, más eficiente y más barata» y en ese sentido, considera que es «tiempo de que los inversores privados se muevan hacia las energías renovables».

COOPERACIÓN EUROMEDITERRÁNEA

Así, ha dicho que Francia está cooperando con España, Marruecos, Siria, Jordania, Turquía y Argelia entre otros países mediterráneos para lograr conseguir llevar a cabo un corredor energético mediterráneo basado en energías renovables y, especialmente, la solar. De esta energía también se beneficiarían países como Francia o Alemania. «Esto va a demostrar cómo la energía solar fotovoltaica puede funcionar», ha asegurado.

Mientras, el director ejecutivo de The Climate Group, Mark Kenber, ha defendido que la eficiencia energética «no es sólo el método más económico para reducir las emisiones a corto plazo, sino que, además es el más efectivo a nivel social, porque permite a las empresas y a los hogares reducir sus facturas energéticas y ahorrar dinero».

Finalmente, ha dicho que la mayoría de las empresas persigue un objetivo más ambicioso de reducción de las emisiones de la Unión Europea, por lo que ha reclamado a la UE que refuerce también su «compromiso de crear una Europa eficiente desde el punto de vista energético, haciendo que sus objetivos de ahorro energéticos sean jurídicamente vinculantes».

El Energy Eficiency Forum 2011 se centra en la necesidad de adoptar un enfoque que incluya la política, la financiación, la tecnología, el valor empresarial y la comunicación para alcanzar los objetivos climáticos y energéticos europeos, como el 20-20-20, que consiste en reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 20 por ciento, aumentar el ahorro energético en un 20 por ciento y lograr un 20 por ciento de energías renovables, todo ello en 2020.

La primera edición se celebró en 2010, también en Mónaco, inspirada en el Foro de Eficiencia energética que se celebra desde 1990 en Washington (Estados Unidos), copatrocinado por Johnson Controls, una multinacional dedicada a las soluciones para aumentar la eficiencia energética en la edificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *