Premian un trabajo del Reina Sofía (Córdoba) sobre dieta mediterránea y síndrome de resistencia a la insulina

SEVILLA, 6 (EUROPA PRESS)

Profesionales del Hospital del Reina Sofía de Córdoba ha recibido un premio a la mejor comunicación en la categoría de clínica durante el «VII Congreso Internacional de Nutrición, Alimentación y Dietética y las XV Jornadas Nacionales de Nutrición Práctica» por un trabajo sobre dieta mediterránea y síndrome de resistencia a la insulina.

En este estudio, titulado «¿Tiene la adherencia a la dieta mediterránea influencia en el síndrome de resistencia a la insulina?», han participado 46 pacientes con esteatosis hepática (hígado graso) no alcohólica y obesidad central.

Todos ellos se sometieron a un test de tolerancia a la glucosa y se definió su estado de resistencia a la insulina, se realizaron estudios bioquímicos, calorimetría indirecta y una densitometría corporal total, entre otras pruebas. Finalmente, también respondieron a una encuesta nutricional para evaluar su adherencia a los puntos principales que conforman la dieta mediterránea.

El director de esta investigación es el facultativo del servicio de Endocrinología y Nutrición e investigador del Instituto Maimónides de Investigaciones Biomédica de Córdoba (IMIBIC) Juan Antonio Paniagua y la investigación forma parte de la línea que dirige sobre «Resistencia a la insulina, metabolismo e interacción genética del tejido adiposo».

Entre las principales conclusiones del estudio, el especialista señala que una alimentación basada en la dieta mediterránea puede prevenir el desarrollo de resistencia a la insulina y también el síndrome metabólico en este tipo de pacientes. En esta misma línea, se observó menos adherencia a esta dieta en el grupo con resistencia a la insulina, así como mayor expresión de otros factores de riesgo asociados a la diabetes.

El estado de esteatosis hepática y de resistencia a la insulina identifica a pacientes en un estadio muy precoz de desarrollar diabetes, además de otros factores cardiovasculares como elevación de los niveles de tensión arterial, trastorno lipídico específico y obesidad de distribución central, entre otros, que incrementan las posibilidades de padecer episodios cardiovasculares en estos pacientes.

Por todo ello, los especialistas aconsejen vigilar los mecanismos que influyen en el origen de la diabetes tipo 2, con una prevalencia del 8 al 10 por ciento en la población general y del 20 al 30 por ciento entre los adultos de más de 50 años.

El estudio ha permitido corroborar, al igual que otros trabajos desarrollados en esta misma línea, que un cambio nutricional basado en la dieta mediterránea ayuda a prevenir o ralentizar el desarrollo de la diabetes y otros factores de riesgo.

Para ello, estos hábitos alimenticios deben contemplar la incorporación isocalórica del aceite de oliva y la disminución del consumo de hidratos de carbono simples su sustitución por hidratos complejos, así como de la grasa saturada y «trans».

Además, esto debe ir acompañado del incremento en el consumo de verduras y fruta en cantidades moderadas y la realización de ejercicio físico. Como autores de la comunicación que ha resultado premiada se incluyen Blanca Calatayud, Aurora Gómez, Ángela Sánchez, Juan Manuel Escandell, Rosario Torres, Enrique Bellido, Francisco José Berral y Juan Antonio Paniagua, que trabajan vinculados al IMIBIC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *