El descenso de los niveles de una proteína en sangre podría alertar de la aparición de diabetes tipo 1 en niños

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El descenso de los niveles en sangre de una proteína que ayuda a controlar la inflamación podría ser una señal de alerta ante la posibilidad de que un niño esté desarrollando diabetes tipo 1, según los investigadores de la Georgia Health Sciences University (GHSU) Sharad Purohit, bioquímica del Centro para la Biotecnología y la Medicina Genómica de la GHSU, y Jin-Xiong, directora del mismo.

Estos investigadores observaron los niveles en sangre de la proteína antagonista del receptor de la interleuquina-1 (IL-1ra) en niños que estaban siendo seguidos de cerca porque sus genes les ponían en riesgo de desarrollar diabetes tipo 1.

Asimismo, analizaron ratones diabéticos a los que les faltaba la IL-1ra para averiguar cómo afecta la escasez de esta proteína a la función inmune y a la destrucción de las isletas de células beta productoras de insulina.

La proteína IL-1ra ayuda a reducir la inflamación y los resultados preliminares de esta investigación sugieren que su presencia en niveles bajos predice un aumento de la inflamación y que el sistema inmune prepara un ataque contra las células productoras de insulina.

Esta hipótesis será comprobada en la sangre de cerca de 2.500 niños, así como en ratones diabéticos, en un estudio que durará tres años y contará con unos 500.000 dólares procedentes de la Fundación Juvenil de Investigación en Diabetes.

Los inhibidores de Il-1 se utilizan ya para tratar la artritis reumatoide, una enfermedad en la que la inflamación destruye las articulaciones. Diversos ensayos clínicos sobre diabetes tipo 1 están en marcha con el objetivo de ver si un inhibidor puede parar la destrucción de las isletas celulares que se da también en la diabetes tipo 1.

Aunque ya se sabe que el inhibidor puede mejorar los resultados de la diabetes tipo 1, los científicos de la GHSU quieren averiguar si también se puede usar para prevenir esta enfermedad, según ha señalado Jin-Xiong.

IL-1ra compite con su contraparte IL-1beta por el receptor IL-1 receptor. En diabetes tipo 1, el agente promotor de inflamación IL-1beta parece ganar. «Es un equilibrio, una competición», explica la investigadora, señalando que siempre hay «un equilibro entre la producción y destrucción de células beta y cualquier proceso que pueda cambiar el equilibro puede generar la enfermedad o recuperarte e la misma. En este caso, creemos que conocer cuando aparece este equilibrio puede prevenir la enfermedad», concluye.

La diabetes tipo 1 suele aparecer en la pubertad, cuando el sistema inmune se vuelve contra las células productoras de insulina del páncreas de forma inexplicable. Para el momento en el que aparecen los primeros síntomas, como el aumento del apetito pese a una significativa pérdida de peso, un 90 por ciento de las células betas pueden haber sido ya destruidas, convirtiendo al adolescente en un paciente dependiente de insulina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *