La gripe ayuda a la propagación de la neumonía y la meningitis

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Las bacterias que causan neumonía y meningitis sólo pueden expandirse cuando los individuos están infectados por la gripe, según un estudio del Centro Médico Nijmegen de la Universidad Radbound en Países Bajos que se ha hecho público durante la conferencia de la Sociedad General de Microbiología en Harrogate (Reino Unido).

El trabajo podría tener implicaciones para el control de las epidemias de gripe y podría ayudar a reducir la incidencia de las infecciones de neumococo en los niños muy pequeños, que son más susceptibles a la enfermedad.

La “Streptococcus pneumoniae” suele habitar de forma inofensiva en los pasajes nasales. Hasta un 80 por ciento de los niños pequeños portan la bacteria en su nariz. Se sabe que si un individuo colonizado es infectado por un virus de la gripe, la bacteria es más propensa a expandirse a otras partes del cuerpo y podría causar infecciones graves como la neumonía, sepsis o meningitis.

Los niños pequeños, los mayores y las personas con el sistema inmune debilitado son más vulnerables a estas infecciones bacterianas secundarias. La “S. Pneumoniae” mata a más de un millón de niños de menos de cinco años anualmente.

Dimitri Diavatopoulos, responsable del estudio, explica cómo la infección con el virus de la gripe es también necesaria para la transmisión de la “S. Pneumoniae” entre los individuos. El trabajo muestra que en los ratones de corta edad, todos los ratones tenían que ser infectados con gripe para que la bacteria del neumococo se extendiera de forma eficaz entre ellos. Al bloquear la infección de la gripe en estos ratones se evitó la expansión de la bacteria.

El investigador sugiere que la infección viral probablemente fomenta la expansión de la neumonía a través de una combinación de factores. “Creemos que el virus de la gripe aumenta la carga bacterial en la nariz de los individuos colonizados pero también hace a los individuos no colonizados más susceptibles a la infección neumocócica al alterar su sistema inmune”.

Diavatopoulos cree que descubrir cómo las infecciones virales afectan no sólo al desarrollo sino también a la expansión de los patógenos bacterianos sería clínicamente beneficioso. “Si sabemos que el virus de la gripe, y posiblemente otros virus respiratorios, permite que la transmisión de “S. pneumoniae”, entonces dirigirnos a estos virus podría representar una nueva estrategia terapéutica para reducir las enfermedades neumocócicas”.

El autor concluye que durante la planificación de pandemias de gripe, cuando una alta proporción de la población está infectada con el virus, esto es importante. Los descubrimientos son particularmente relevantes para los centros infantiles ya que hasta un 80 por ciento de los niños son portadores asintomáticos de la “S. pneumonia” y son más vulnerables a desarrollar infecciones graves como la pneumonía o la meningitis”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *