Experto en el robot Da Vinci augura la generalización de los robots quirúrgicos “para la primera mitad del siglo XXI”

Permiten operar al paciente a tres metros de distancia aumentan la precisión del cirujano y le permiten realizar consultas “on line” durante la propia intervención

MADRID, 06 (EUROPA PRESS)

“Los robots entrarán de forma más clara en los quirófanos en la primera mitad del siglo XXI y supondrán una revolución en el modo de entender la cirugía”, según el doctor Pedro Bretcha, director del equipo de Cirugía Robótica del Hospital USP San Jaime, en Torrevieja (Alicante), experto en el manejo del robot quirúrgico Da Vinci, por ahora el único robot de sus características que hay en el mundo.

Según ha explicado a Europa Press el doctor Bretcha, el uso de los robots quirúrgicos permite a los médicos “ser más precisos en sus intervenciones” y acceder –en el momento en que lo necesiten a través de una conexión “on line”– a pruebas diagnósticas del paciente, como los TACs o las resonancias, en tres dimensiones. Además, dice, el cirujano puede hacer consultas a expertos internacionales durante la intervención “si surgen dudas o algún problema”.

“Da Vinci es el primer robot quirúrgico, pero en dos años la empresa que lo comercializa perderá su patente y, poco a poco, por la crisis, comenzarán a aparecer versiones mejoradas y se entrará en una nueva dinámina, en la que todos los quirófanos contaran con este tipo de dispositivos”, asegura el experto.

“En España, por especialidades, los robots quirúrgicos han tenido una mayor penetración en la Urología, sobre todo en cirugía de la próstata, donde se ha visto que el robot preserva los nervios que condicionan la potencia sexual y evita que el paciente se quede impotente, algo que sucedió con la cirugía tradicional”, cuenta, destacando que esta es “la principal indicación del robot” y que, en Estados Unidos, “el 80 por ciento de las cirugías de cáncer de próstata las hace un robot”.

El robot cuenta también con “una aplicación muy importante en cirugía digestiva”, sobre todo en cáncer de recto, donde facilita la realización de disecciones precisas en una zona anatómicamente complicada, como es la pelvis. Asimismo, se emplea en cáncer de esófago, de estómago, en las hernias de hiato y, según este experto, “se está empezando a explorar el páncreas”.

CAMPOS “PROMETEDORES” PARA LA CIRUGÍA ROBÓTICA

“En noviembre de 2009 realizamos la primera cirugía con robot sobre páncreas y en febrero, llevamos adelante con robot, por primera vez en España, la cirugía más compleja de páncreas, la que se realiza sobre un tumor de cabeza de páncreas”, apunta el cirujano, quien asegura que esta innovación facilitó las tareas de disección y sutura, agilizando la recuperación del paciente, que con cirugía abierta tarda 15 días en recuperarse y con robótica “se fue a casa al séptimo día”.

Según el doctor Bretcha, la cirugía robótica está comenzando a utilizarse en hígado, pero “con experiencias muy puntuales”. A su juicio, el problema del actual modelo, sobre todo para realizar intervenciones en este órgano, es que su instrumental para diseccionar aún no supera al de la laparoscopia convencional.

Otro campo “prometedor” es el de la Otorrinolaringología y la cirugía cardíaca, donde aún no hay experiencias en España, pero que se comienza a poner en práctica en países como Corea o Estados Unidos. “El robot –dice– permitiría realizar, por ejemplo, operaciones de tiroides por la axila”.

El doctor Bretcha, junto con el coordinador del equipo de Cirugía Robótica del Hospital USP San Jaime, José Farré, explicarán este jueves cómo llevaron a cabo la primera cirugía sobre un tumor de cabeza de páncreas que se realiza en España asistida por Da Vinci. Será en la I Jornada de Cirugía Robótica Multidisciplinar, a la que asistirán 12 expertos en cirugía robótica de todo el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *