La investigación del mar profundo, los murciélagos y un periodista medioambiental, Premios Conservación de Biosfera BBVA

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

El grupo de investigación de ecosistemas del Margen Continental del Instituto Español de Oceanografía (IEO), el programa para la Conservación de los Murciélagos de México, y el periodista ambiental Arturo Larena se han alzado con las distintas categorías del Premio Conservación de Biodiversidad de la Fundación BBVA, los galardones medioambientales de mayor cuantía económica del mundo (580.000 euros para tres categorías).

Durante la presentación de los premiados, el director de la Fundación BBVA, Rafael Pardo, ha destacado que se trata de un «reconocimiento a la contribución de la excelencia que sirve de estímulo» para organizaciones, investigadores, ONGs y comunicadores o periodistas medioambientales. El acto de entrega tendrá lugar en la tarde de este miércoles en una ceremonia presidida por el presidente de BBVA, Francisco González, y de la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Rosa Aguilar.

Así, ha añadido que el ECOMARG (el grupo de investigación de ecosistemas de margen continental del IEO) ha sido premiado por su «aportación decisiva» a la creación de la primera área marina protegida oceánica de España, conocida como «El Cachucho», una de las montañas submarinas más importantes del mundo y que se encuentra frente las costas de Asturias.

En ese sentido, su investigador principal, Francisco Sánchez, ha explicado que el «Cachucho» o Banco Le Danois es una montaña similar a Picos de Europa que emerge desde 4.500 metros de profundidad y que se ha descubierto como un «oasis» de biodiversidad marina, ya que de unas 1.000 especies que se conoce que habitan en él, los investigadores han catalogado, al menos 40 nuevas especies de crustáceos «que parecen totalmente nuevas» y de las que 4 ya han sido aceptadas por la comunidad científica. «Durante mucho tiempo se creyó que estos ecosistemas eran pobres y, sin embargo, es todo lo contrario», ha comentado.

Para Sánchez, el Cachucho recuerda la obligación en 2012 –de acuerdo a la directiva marco europea sobre estrategia marina– de que el 20 por ciento de las aguas españolas estén sujetas a protección, mientras que, hasta la fecha, hay 10 áreas representativas que van a ser protegidas. Entre ellas ha destacado el Banco de Galicia, el cañón de Avilés, un área de Canarias, los volcanes submarinos de Cádiz o el Canal de Menorca que, en total cubrirán unas 2,5 millones de hectáreas. En todo caso, ha advertido de que aunque algunas de éstas 10 áreas son «amplias» España no llega al objetivo de protección, en el que lleva «cierto retraso», entre otras cuestiones porque crear un área marina protegida es «muy difícil».

LOS BENEFICIOS DE LOS MURCIÉLAGOS

La segunda de las categorías, el Premio Fundación BBVA a las Actuaciones en Conservación de la Biodiversidad en Latinoamérica 2009 ha recaído en el Programa para la Conservación de los Murciélagos de México, de la asociación civil mexicana Bioconciencia, Bioconservación, Educación y Ciencia, por sus «valiosas iniciativas a lo largo de los últimos 15 años para la conservación de la fauna y los ecosistemas de México».

Para el representante de Bioconciencia, Rodrigo Medellín, los murciélagos son «fascinantes y muy diversos morfológica y ecológica mente y proporcionan servicios ambientales insospechados», aunque, a su juicio, no hay grupo «tan maltratado» y al mismo tiempo tan importante en los ecosistemas, y que frecuentemente es ignorado en los planes de conservación.

Medellín ha recordado que los murciélagos son el segundo grupo de mamíferos más diverso del mundo, ya que se conocen 1.230 especies, de las que México cuenta con 138, más del 10 por ciento. Entre las principales características de este mamífero ha subrayado que cada murciélago puede ingerir 1.000 insectos cada hora, por lo que supone una eficaz herramienta contra las plagas agrícolas y que genera unos beneficios en la agricultura de más de 700.000 dólares al año por cada 100 kilómetros cuadrados, además de servir a la dispersión de semillas y a la polinización.

Por otro lado, el Premio Fundación BBVA a la Difusión del Conocimiento y Sensibilización de Conservación de la Biodiversidad, dotado con 80.000 euros, se ha concedido al director de EFE Verde, Arturo Larena por su «influencia en la sensibilización pública hacia la conservación de la biodiversidad». Larena ha insistido en la importancia social de la información especializada, ha reivindicado los valores tradicionales del periodismo aunque ha reconocido que los usuarios demandan información en nuevos soportes.

En este contexto, ha elogiado el periodismo ambiental porque todos los días se aprende cosas nuevas de gente que sabe mucho y que vive su trabajo con pasión, aunque ha apostillado que «los periodistas ambientales no son ecologistas» y que sus informaciones, no serían catastrofistas si la realidad fuera otra. «Sin periodistas medioambientales nuestro entorno hoy sería peor. La labor de los medios ha sido fundamental para concienciar a la sociedad en la necesidad de preservar nuestro entorno», ha apostillado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *