La dieta rica en frutas, verduras, aceite y pescado podría tener un efecto protector ante el cáncer colorrectal

PAMPLONA, 30 (EUROPA PRESS)

El cáncer colorrectal ha sido asociado con la dieta, y en este sentido, algunos estudios indican que los altos consumos de frutas, verduras, aceite de oliva y pescado, junto al bajo consumo de carne, grasa animal y productos lácteos, podrían tener un efecto protector frente a este tipo de tumores.

Así lo ha puesto de manifiesto la directora del Instituto de Salud Pública del Gobierno de Navarra, Marisol Aranguren, con motivo de la celebración el día 31 del Día Europeo contra el cáncer colorrectal, en el que han participado diferentes especialistas en el estudio y prevención de la incidencia de los tumores de colon y recto.

Aranguren ha proporcionado las cifras de la incidencia en Navarra de estas patologías, así como pautas para su prevención. Son cánceres característicos de los países desarrollados, en los que ocupan el tercer lugar en hombres, después del cáncer de próstata y de pulmón, y el segundo en las mujeres después del cáncer de mama.

En Navarra, en el periodo 2003-2006, se registró una media anual en hombres de 249 casos de cáncer de colon y recto al año (15,2% sobre el total de casos de cáncer) y 162 en mujeres (14,2% del total de tumores); el riesgo de incidencia en hombres es 1,9 veces más alto que en mujeres.

Por edades, las tasas específicas aumentan sobre todo a partir de los 50 años, donde se inicia un ascenso pronunciado tanto para colon como para recto. En conjunto, el 70 por ciento de los cánceres de colon y recto son diagnosticados en personas mayores de 65 años.

En cuanto a la mortalidad, es la segunda más alta en hombres, tras el cáncer de pulmón, y la más frecuente en mujeres. En Navarra durante los años 2008-2009 se produjeron 110 muertes anuales por cáncer de colon y recto entre los hombres y 91 entre las mujeres. Estas cifras se corresponden con unas tasas de mortalidad ajustadas de 14,2 y 8,6 muertes por 100.000 habitantes, respectivamente.

Los datos de supervivencia se refieren a pacientes diagnosticados de cáncer de colon y recto en Navarra entre 1995-99 y seguidos hasta el año 2004. La supervivencia relativa a los 5 años en los pacientes diagnosticados de cáncer de colon y recto en Navarra es de 54 por ciento para hombres y de 57 por ciento para mujeres. En los pacientes jóvenes la supervivencia es más alta.

Comparados con los datos de supervivencia de otras regiones de España y de otros países europeos, Navarra se sitúa en una franja intermedia tanto para el cáncer de colon como para el cáncer de recto en hombres y en una posición más favorable en mujeres sobre todo para el cáncer de recto.

Marisol Aranguren ha explicado que la evidencia científica dice que entre un 30 y un 40 por ciento de la incidencia de cáncer podría ser prevenible con medidas relacionadas con la dieta, el control del peso y la actividad físicas, “con estilos de vida saludables”.

Según ha expuesto, “el cáncer colorrectal se ha asociado a la dieta y que por tanto se puede beneficiar de una dieta equilibrada en la que haya fruta, verdura, alimentos ricos en fibra, poca cantidad de carne roja y una cantidad importante de pescado”.

Por su parte, el coordinador en Navarra de la Alianza para la Prevención del Cáncer de Colon, Jesús García-Foncillas, ha valorado “un cambio de tendencia en la mortalidad del cáncer de colon, que es en sí un hito”. “Este hito se está consiguiendo en la Comunidad foral”, ha dicho.

Ha indicado que en ello tienen que ver los programas de prevención que se están poniendo en marcha y una mejora en los medios terapéuticos. “No hay una sola causa pero todo contribuye a que estemos en una situación de alcanzar meseta y ver una tendencia a la reducción en la mortalidad”, ha precisado.

CIRCUITO

García-Foncillas ha destacado que en Navarra hay un circuito “crucial” en torno al cáncer de colon. Además del trabajo que se realiza en Atención Primaria, han resaltado la consulta de alto riesgo de cáncer colorrectal, que se puso en marcha en 2008 en Navarra, que ha permitido que en Navarra se disponga de uno de los índices más altos de detección de pacientes con cáncer colorrectal hereditario por CCAA. En agosto 2010 se puso en marcha la consulta de enfermería de cribado de familiares de este tipo de cáncer.

El doctor Jesús María Urmán, especialista en Aparato Digestivo del Servicio Navarro de Salud, ha indicado hay dos consultas, una atendida por médicos y otra por enfermeras, “pero que pertenecen a una misma unidad funcional”. “El objetivo es disminuir la incidencia, la mortalidad y la morbilidad asociada al cáncer de colo”, ha detallado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *