Identifican 20 marcadores que posibilitarán que se diagnostique el cáncer de endometrio en los ambulatorios

BARCELONA, 29 (EUROPA PRESS)

Los centros de Atención Primaria (CAP) podrán diagnosticar el cáncer de endometrio, gracias al hallazgo de 20 genes implicados en el desarrollo de este tumor por parte del Vall d»Hebron Instituto de Investigación (VHIR).

El hallazgo de la Unidad de Investigación Biomédica y de Oncología Traslacional y Pediátrica del VHIR, publicado en la revista «International Journal of Cancer», permite establecer un nuevo método de diagnóstico poco invasivo y altamente sensible en la detección de este tumor.

Los resultados cobran especial interés teniendo en cuenta que hasta hoy no se habían encontrado marcadores moleculares vinculados al cáncer de endometrio.

Gracias a la identificación de estos genes, se han establecido las bases para el desarrollo de un test de detección de cáncer de endometrio eficaz, poco invasivo, altamente fiable y con el que, además, el propio ginecólogo puede obtener la muestra ambulatoriamente sin requerir el entorno hospitalario.

Liderado por el médico Jaume Reventós, junto con el ginecólogo del Servicio de Ginecología del Hospital Vall d»Hebron Antonio Gil-Moreno, e investigadores de la biotecnológica Geadic AIE, el trabajo se ha realizado en varias fases y mediante el análisis de muestras de endometrio obtenidas por aspirado a través del cuello del útero con una fina cánula que no precisa anestesia.

En primer lugar, se hizo una preselección de 100 biomarcadores potenciales y se contrastó el material genético de la muestra directamente obtenida por aspirado con el material del propio tumor una vez extirpado.

Como resultado, se mostró una perfecta correlación entre los fluidos uterinos aspirados y las alteraciones moleculares propias de los tumores primarios, lo que demuestra la viabilidad de basar el diagnóstico en esta prueba poco invasiva.

El objetivo final de este estudio es el desarrollo de un kit de diagnóstico, del que ya existe una patente, y del que los investigadores confían en comercializar en breve para su uso en la consulta de los especialistas.

Según Reventós y Gil-Moreno, «la disponibilidad de este kit en las consultas de los ginecólogos permitirá reducir el impacto del cáncer de endometrio en la salud de las pacientes afectadas, disminuyendo la mortalidad en los casos que escapan al diagnóstico convencional y aumentando los casos diagnosticados en fases precoces de la enfermedad».

El endometrio es la capa de epitelio que cubre el interior del útero, y el cáncer de este tejido es uno de los cánceres ginecológicos más frecuentes en las mujeres de los países industrializados.

Cada año se detectan entre 13 y 14 nuevos casos por cada 100.000 mujeres en la Unión Europea y tiende a aparecer a partir de los 50 años, existiendo una diversidad de causas como los antecedentes familiares, predisposición genética, desequilibrios hormonales, obesidad y diabetes.

Uno de los signos más frecuentes de este tipo de cáncer es el sangrado vaginal no menstrual, y para su detección, se llevan a cabo diversas pruebas diagnósticas, como ecografías vaginales o biopsias mediante la práctica de una histeroscopia –introducción de una fina cámara dentro de la cavidad uterina para visualizar las lesiones y extraer muestras, con o sin anestesia–, que pueden resultar molestas para las pacientes.

Si el tumor se identifica en la fase inicial, el tratamiento curativo implica la práctica de una cirugía, más o menos extensa en función de los factores de riesgo, que consiste en una extirpación del aparato reproductor –útero, trompas y ovarios– con o sin resección de los ganglios, según su extensión.

En fases más avanzadas se acompaña también de tratamientos quimioterápicos o radioterápicos, según el caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *