La nicotina es el componente del tabaco que más aumenta el riesgo de complicaciones en la diabetes

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Investigadores de la Universidad Politécnica del Estado de California han descubierto las primeras evidencias claras de la implicación de la nicotina como principal responsable de los niveles elevados persistentes de azúcar en sangre y el mayor riesgo resultante de complicaciones de salud graves en personas que tienen diabetes y fuman. Los resultados de su trabajo se han hecho públicos durante la reunión anual de la Sociedad Americana de Química, que se celebra en Anaheim (Estados Unidos).

Los autores señalan que el descubrimiento también tiene implicaciones para las personas con diabetes que están utilizando una terapia de reemplazo de nicotina para largos periodos como forma de dejar de fumar. Las complicaciones derivadas de la diabetes incluyen ataques cardiacos, ictus, fallo renal y daños nerviosos.

Según explica Xiao-Chuan Liu, responsable del estudio, «este es un estudio importante, es el primer estudio que establece un vínculo fuerte entre la nicotina y las complicaciones de la diabetes. Si eres fumador y tienes diabetes deberías estar preocupado y hacer todo lo posible por dejar de fumar».

Liu señala que investigaciones anteriores muestran que el buen control de los niveles de azúcar en sangre es clave para prevenir las complicaciones. El estándar para el control a largo plazo de los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes es la prueba sanguínea de la hemoglobina A1c (HbA1c). El uso de esta prueba, junto con el control diario en casa, revela la media de la cantidad de azúcar en sangre durante las anteriores semanas. Los resultados altos en la prueba significan que la diabetes no está bien controlada y que existe un mayor riesgo de complicaciones.

Los médicos saben desde hace años que el tabaquismo aumenta el riesgo de desarrollar complicaciones y existen estudios que también muestran que los fumadores con diabetes tienen mayores niveles de HbA1c que los no fumadores con el trastorno.

Sin embargo, nadie sabía cuál era la sustancia en el humo de los cigarrillos responsable de la elevación de HbA1c. El equipo de Liu sospechaba que este elemento dañino del tabaco podría ser la nicotina y analizaron sus efectos sobre los niveles de HbA1c. Para ello utilizaron muestras de sangre humana y mostraron que las concentraciones de nicotina similares a las descubiertas en la sangre de los fumadores sí elevaban los niveles de HbA1c.

«La nicotina producía que los niveles de HbA1c aumentaran hasta en un 34 por ciento. Nadie sabía esto. Los mayores niveles de nicotina producían más HbA1c», apunta Liu.

El investigador indica que los médicos podrían utilizar los datos del estudio como base para animar a los pacientes con diabetes a dejar de fumar. En relación al uso de parches de nicotina, cigarrillos electrónicos y otros productos para dejar de fumar, Liu explica que las personas tienden a utilizar estos productos durante cortos periodos de tiempo y que los beneficios de dejar de fumar superan el riesgo de los aumentos temporales en HbA1c. Sin embargo, el investigador plantea la preocupación del uso a largo plazo de tales productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *