Identifican defectos genéticos que podrían predisponer a la preeclampsia

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Científicos del Hospital de Cirugía Especial de la Ciudad de Nueva York en Estados Unidos han descubierto defectos genéticos que parecen predisponer a las mujeres a un trastorno médico común del embarazo denominado preeclampsia que puede amenazar la vida del bebé y de la madre. Los resultados del estudio se publican en la revista «PLoS Medicine».

Los investigadores, dirigidos por Jane Salmon, descubrieron mutaciones genéticas en las mujeres con enfermedades autoinmunes asociadas con un mayor riesgo de preeclampsia, así como en pacientes con preeclampsia que no tenían una enfermedad autoinmune.

La preclampsia afecta hasta a un diez por ciento de los embarazos sólo en los Estados Unidos. El trastorno se cobra la vida de más de 60.000 mujeres cada año en los países en desarrollo. Se diagnostica por el inicio de hipertensión y la aparición de proteínas en la orina. Dado que se desconoce su causa, no existen medios fiables de predecir su aparición ni una prevención o tratamiento eficaces. Cuando la preeclampsia se vuelve más grave, la única opción es provocar el parto antes de que el embarazo llegue a su término.

Las mujeres que participaban en el estudio se incluían en un estudio sobre los marcadores biológicos en el lupus eritematoso y el síndrome de anticuerpos antifosfolípidos en mujeres durante el embarazo.

Los investigadores se plantearon que las variantes genéticas en las proteínas que regulan mecanismos complementarios, factores que proporcionan protección frente a microbios invasores, conducen a inflamación y que tales defectos en la regulación de estos mecanismos, cuando se producen en la placenta, podrían desencadenar preeclampsia.

En el estudio actual, los investigadores analizaron ADN de 250 mujeres embarazadas con lupus o anticuerpos antifosfolípidos. De ellas, 30 desarrollaron preeclampsia durante el estudio y 10 pacientes adicionales la había tenido durante un embarazo anterior.

Los investigadores estudiaron genes específicos que regulan la inflamación dirigida por estos mecanismos complementarios en estas 40 mujeres y descubrieron que siete mujeres tenían una mutación en uno de los genes. Los investigadores analizaron también ADN de 59 mujeres que no tenían la enfermedad autoinmune pero que desarrollaron una preclampsia grave y descubrieron que cinco mujeres de este grupo tenían una mutación en uno de los genes.

«El estudio identifica los primeros factores de riesgo genético asociados con la preeclampsia en pacientes con lupus y anticuerpos antifosfolípidos y también valida estos factores de riesgo en una población de pacientes que no tiene una enfermedad autoinmune», indica Salmon.

El investigador concluye que, a pesar de la necesidad de más estudios, los resultados del estudio sugieren nuevos objetivos para tratar la preclampsia y plantean la posibilidad del desarrollo de pruebas para identificar las mujeres con riesgo de desarrollar preeclampsia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *