La OMS insta a incluir en la agenda política la prevención de determinantes ambientales y laborales del cáncer

OVIEDO/GIJÓN, 18 (EUROPA PRESS)

La directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira, ha apostado por la prevención primaria y no sólo por la atención médica del cáncer. Por este motivo, ha resaltado el que se haya dado vida «a la importancia de determinantes ambientales y ocupacionales del cáncer», lo que derivará en muchos beneficios para la salud y evitará un gran número de pacientes de esta enfermedad.

Así ha hablado en la clausura en de la OMS sobre «Determinantes ambientales y ocupacionales del cáncer. Intervenciones de prevención primaria». En el acto se ha firmado la «Declaración Asturias», que recoge este objetivo de aglutinar los determinantes ambientales y ocupacionales del cáncer y han participado además la directora de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Carmen Amela Heras, el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, y la alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso.

Neira ha prometido hacer «ruido» para que se conozca lo hecho en esta conferencia e introducirse así en la agenda política. Asimismo, abogó por marcar indicadores de salud y no solo de enfermedad. También ha invitado a los alcaldesa a que se conviertan en los mejores ministros de salud, así como «los Juan Ramón Lucas de turno», ha dicho respecto a los medios de comunicación y a la participación del periodista en la conferencia. «Todos somos un pequeñito ministro de salud en potencia», ha dicho.

También ha aprovechado para agradecer a todo aquel que ha hecho posible esta conferencia y a los que han asistido, algunos de países lejanos, como Australia, Canadá, EEUU, África, Indonesia, Argentina o Rumanía. Además, ha citado a seis «supervivientes de cáncer» que estaban en la sala, a las que ha hecho alusión para trasladar un mensaje de que esta enfermedad se puede vencer, como es el caso de la modelo Sandra Ibarra, pareja del citado periodista Juan Ramón Lucas.

Por su parte, la directora de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Carmen Amela Heras, ha destacado la importancia de estas jornadas, porque sus conclusiones «abren caminos». Con la prevención primaria se reducirán muertes, pero es importante un marco legislativo adecuado y ser capaces de crear alianzas con todos los sectores, algunos de ellos ahora en contra.

En su opinión, la prevención primaria es esencial para evitar el cáncer y la muerte y ha resaltado el papel que pueden jugar los medios de comunicación. «No siempre se consigue a la primera», ha recordado l tiempo que ha puesto de ejemplo la Ley Antitabaco, que tuvo dos desarrollos legislativos, el de 2005 y el de 2010.

Areces, por su lado, ha resalto la necesidad de introducir nuevos indicadores de desarrollo además del PIB, como el envejecimiento. También ha apuntado en los avances médicos y preventivos y ha puesto de ejemplo que la silicosis se ha ampliado a otras enfermedades, cuando antes estaba solo ligado al carbón y los mineros. Además, ha recordado que en el Principado existe el Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales.

El presidente regional ha apostado por la sostenibilidad y por la prevención para aminorar riesgos de la salud. Un reto que, según él, es también para el sistema y no solo para los ciudadanos a la hora de cuidar de su salud.

La alcaldesa de Gijón, por su parte, ha aludido al protocolo de desmontaje de amianto habilitado en la ciudad y al plan de retirada de este material de todos los edificios públicos. Felgueroso ha resaltado el gran esfuerzo en materia de prevención de cara a los ciudadanos y para hacer la ciudad más paseable, con un plan de movilidad que favorece el transporte público.

«DECLARACIÓN ASTURIAS»

Asimismo, en la «Declaración Asturias», se destaca que cada año se diagnostican 12 millones de casos de cáncer y se producen más de siete millones de muertes por esta causa, mientras que una parte importante de ellos son consecuencia de la exposición ambiental y laboral, que podrían prevenirse.

En ella se insta a que todos los países del mundo tengan en cuenta la prevención primaria y se dan una serie de recomendaciones, entre las que está la necesidad de una colaboración «estrecha y sólida» entre todos los sectores y Estados.

También se anima a desarrollar un convenio marco global en materia de control de estas causas y que la OMS lidere el desarrolle de indicadores medibles de exposición y enfermedad para su utilización en todo el mundo.

Además, todos los países deben adoptar y vigilar el cumplimiento de la legislación básica en materia de protección contra el cáncer de origen ambiental y laboral y deben prohibir «completamente» la producción y el empleo de amianto en todas sus formas con efecto inmediato.

Asimismo, a las empresas se les insta a cumplir con las normas y directivas en materia de prevención del cáncer de este tipo e incluso aplicar las mismas medidas protectoras de los países más desarrollados en los que están en vías de desarrollo. La OMS apuesta también por la investigación de nuevas causas ambientales y laborales del cáncer con el find e orientar la prevención futura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *