La OMS y el Centro Europeo de Control de Enfermedades alertan del avance de la tuberculosis multirresistente en Europa

LONDRES, 18 (Reuters/EP)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) han mostrado este viernes su preocupación por el aumento en Europa de la tuberculosis multirresistente (MDR TB, por sus siglas en inglés), que está burlando todos los programas mundiales dirigidos a reducir los casos y aumentando entre los niños.

Un estudio realizado por los investigadores Alimuddin Zumla, del University College London Medical School, y Stephen Lawn, la Universidad de Cape Town, publicado recientemente en «Lancet», dice que el África Subsahariana está viéndose afectada de forma desproporcionada por esta enfermedad, que supone ya 4 de cada 5 casos de tuberculosis vinculada el VIH.

Según estos investigadores, «las tasas de tuberculosis multirresiesente van en aumento en Europa del Este, Asia, África Subsahariana y ahora amenazan con minar los avances logrados en este campo por los programas para el control de la tuberculosis a nivel mundial».

Señalan que las crecientes tasas globales de diabetes y las altas tasas de tabaquismo entre los habitantes de los países de ingresos medios y bajos estaban conduciendo hacia una epidemia de tuberculosis. La diabetes multiplica por tres el riesgo de desarrollar tuberculosis y el tabaquismo lo duplica.

Estos expertos aseguran que los avances hacia el control de la tuberculosis en todo el mundo han sido obstaculizados por la ausencia de un test diagnóstico rápido y barato, la larga duración de los tratamientos, la falta de una vacuna efectiva, las crecientes tasas de tuberculosis resistentes a fármacos y el débil sistema de salud que presentan los países pobres.

La tuberculosis mata a cerca de 1,7 millones de personas cada año y el número de casos a nivel mundial –más de 9 millones– es mayor ahora que en ningún otro momento de la historia, han destacado estos investigadores.

Según los datos de la Oficina Europea de la OMS, las tasas de tuberculosis han estado bajando en Europa desde el año 2005, con una media regional situada en las 36,8 notificaciones por cada 100.000 habitantes, en 2009. Sin embargo, las tasas de notificación de nuevos casos y las recaídas en 18 países de alta prioridad siguen siendo al menos ocho veces mayor que en el resto de la región.

«Las poblaciones vulnerables, incluidos los niños, aún no tienen acceso a un diagnóstico y a un tratamiento oportuno y de calidad», apunta el informe de la OMS y el ECDC, donde se apunta también que «este asunto sigue siendo una urgencia, dada la alta prevalencia de la tuberculosis resistente y multirresistente en la región».

Más de una tercera parte de la población mundial está infectada con la bacteria que causa la tuberculosis, pero sólo un pequeño porcentaje desarrolla alguna vez la enfermedad. Diversos estudios han demostrado que las personas con problemas de abuso de sustancias, que son pobres y aquellos que viven en comunidades de difícil acceso son más propensas a la tuberculosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *