Continúa aumentando la esperanza de vida en Europa, a pesar del incremento de la obesidad

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

La esperanza de vida en Europa continúa en aumento a pesar de la epidemia de obesidad, según un análisis de tendencias de los pasados 40 años de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres en Reino Unido que se publica en la revista «International Journal of Epidemiology».

Estos descubrimientos contrarrestan las preocupaciones que han surgido sobre la tendencia al aumento de la esperanza de vida en los países con ingresos elevados podría frenarse debido a problemas en el ascenso de problemas de salud derivados de la obesidad.

Según señala David Leon, epidemiólogo y experto en salud de la población de la institución británica, apunta que en los pasados cinco años la mayoría de países europeos han avanzado en la dirección correcta por primera vez en décadas, aunque continúan las diferencias entre oriente y occidente.

A pesar de gastar más por cabeza en atención sanitaria que cualquier otro país del mundo, los Estados Unidos se encuentran al mismo nivel que el país en el nivel más bajo de Europa occidental (Portugal para los hombres y Dinamarca para las mujeres), mientras que la tasa para las mujeres está creciendo a un ritmo mucho más lento que en Europa occidental.

«Esta simple observación muestra de nuevo que el producto nacional bruto y el gasto en atención sanitaria per capita no son buenos indicadores de la salud poblacional dentro de los países con ingresos elevados», señala Leon.

En Europa, Leon plantea un contraste destacable entre el este y el oeste a medida que el antiguo bloque comunista intenta alcanzar a los países vecinos con más esperanza de vida.

La «cortina de hierro» frenó el desarrollo de métodos para combatir las enfermedades no contagiosas en Europa del este. Tras el colapso del muro de Berlín en 1989, la esperanza de vida ha estado subiendo en los países de Europa central como Hungría, Polonia y República Checa. Sin embargo, dado que esto se ha producido a una tasa similar, las dos mitades del continente han seguido «trayectorias paralelas», lo que hace muy difícil de eliminar las diferencias entre este y oeste.

Las tendencias en Rusia y otros países de la antigua Unión Soviética han sido menos positivas y la esperanza de vida ha subido y bajado en gran medido en los pasados 25 años. Esto ha sido así en gran medida debido a los cambios en el alcoholismo, entre hombres en particular.

Así, Leon describe como «chocante» que la esperanza de vida en Rusia sólo haya vuelto en 2008 al nivel de hace 40 años y sugiere que la tendencia al alza reciente en la esperanza de vida se debe a una reducción en las muertes asociadas al alcohol en vez de a las amplias mejoras en la salud que caracterizan los aumentos constantes en el resto de Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *