Foro Nuclear pone en valor que las centrales japonesas soporten el terremoto

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La presidenta del Foro Nuclear Español, María Teresa Domínguez, ha destacado que el gran valor de la energía nuclear es que las centrales japonesas hayan podido soportar un terremoto de escala 9, un tsunami y alrededor de 60 réplicas posteriores, “porque no ha habido emisiones radiactivas al exterior y no hay una situación de emergencia radiológica”.

En declaraciones a la Cadena Cope recogidas por Europa Press, Domínguez ha destacado el valor que tiene “aguantar esta circunstancia absolutamente extrema y fuera de toda previsión en la que se está trabajando según los protocolos previstos” y ha recordado que en este tipo de situaciones estos protocolos consisten en medidas preventivas de evacuación y en mantener dos funciones de seguridad “muy importantes”.

Concretamente, se trata de “la refrigeración del núcleo y el confinamiento de los productos de fisión en los recintos de contención y hasta ahora lo han conseguido en todas las centrales”, según ha apuntado, al tiempo que ha asegurado que “la tecnología de agua ligera tiene la facilidad de que la refrigeración se efectúa con agua que normalmente está disponible”.

Además, ha explicado que las funciones de seguridad han aguantado el terremoto “porque se inició inmediatamente la inyección de agua y realmente fue el tsunami lo que complicó el escenario”. También ha precisado que mantener el confinamiento del edificio de contención –que todavía no ha fallado en ninguna central– “es la garantía de que es previsible que, con los datos actuales, no haya emisiones al exterior”.

Domínguez (que no cree que lo ocurrido en Japón sea comparable a lo que sucedió en la central ucraniana de Chernobil) también ha garantizado que “mientras se confine el núcleo, en el exterior no hay prácticamente radiación”. Así, ha recordado que la radiación que hay en la sala de control “es bajísima”. “Los operadores pueden estar en la sala de control, se puede trabajar en la central y eso va muy a favor de la situación, porque no se está produciendo ninguna circunstancia donde no se pueda acceder para llevar a cabo las medidas necesarias”, ha relatado.

“Eso es lo que se ha conseguido, que no haya ninguna contaminación que impida que haya estas medidas de refuerzo y las primeras fueron llevar unas unidades portátiles para poder arrancar bombas que no han tenido energía eléctrica”, ha concluido.

PREOCUPA QUE LA FUGA RADIACTIVA SE DEPOSITE EN LA TIERRA

El radiólogo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Eduardo Rodríguez-Farré, ha asegurado que la preocupación a medio y largo plazo pasa por que la fuga de radiactividad que se está produciendo en Japón se acabe depositando en tierra y mar y entre en la cadena alimenticia, por lo que “se acabará ingiriendo en todo el mundo y acumulándose en el organismo de las personas”.

“Aunque sean dosis pequeñas, nos va a ir radiando continuamente”, ha apostillado, a la vez que ha insistido en la necesidad de “tener la conciencia de que se está generando cantidades inmensas de radiactividad y que es algo que no tendrá solución durante siglos”.

En declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press, Rodríguez-Farré ha advertido de que “los efectos a medio y largo plazo hay que tenerlos en cuenta de cinco a veinte años”, pese a que “no haya una inmediata evidencia y se pueda pensar, erróneamente, que los efectos van a pasar en poco tiempo”.

Por último, ha criticado el hecho de que “todo el mundo se alerte cuando hay accidentes, pero luego pasen los años y parezca que se ha olvidado”. En este sentido, al ser preguntado por la situación en España ha recordado que “sigue habiendo pequeños incidentes, sigue liberándose radiactividad, permanece el problema de los residuos, pero parece que priman los aspectos económicos olvidando el riesgo al que estamos sometidos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *