El abordaje “pret-a-porter” del cáncer de páncreas permitirá ajustar mejor su tratamiento

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El Centro Integral Oncológico Clara Campal (CIOCC), anexo al Hospital Universitario Sanchinarro de Madrid, está desarrollando un nuevo y novedoso abordaje “pret-a-porter” de uno de los tumores con menos supervivencia, el cáncer de páncreas, que permitirá ajustar el tratamiento y mejorar el pronóstico de estos pacientes.

Así lo han destacado en el marco del IV Curso Internacional en Neoplasias Digestivas organizado por HM Hospitales y la Facultad de Medicina de la Universidad CEU San Pablo de Madrid.

Según ha explicado, en declaraciones a Europa Press el coordinador de la Unidad de Tumores Digestivos del CIOCC, Antonio Cubillo, este abordaje consiste en analizar el genoma y los marcadores moleculares de un tumor mediante las células circulantes del tumor en la sangre.

Al poder acceder al banco de líneas celulares del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, que incorpora información genética de estos tumores y muchos de los fármacos antitumorales actualmente en el mercado o en investigación, es posible comparar las muestras de cada pacientes con las dicho banco de datos a fin de “determinar qué fármaco es más sensible” en cada caso.

Así, “mientras la persona recibe la primera línea estándar de tratamiento, se recoge toda la información molecular para que sea la más adecuada para él”.

Además, el doctor Cubillo apunta que esta aproximación al tumor también se ha conseguido en semiinjertos, es decir, en muestras de tumores trasplantadas al ratón, “demostrando que lo que funciona en el ratón funciona también en el paciente”.

“Este tipo de abordaje permitirá cambiar el enfoque tradicional del tratamiento contra estos y otros tumores”, advierte este experto, hasta el punto de que “en unos años los tumores no se tratarán por localización sino según características genéticas de la célula tumoral”.

No obstante, Cubillo reconoce que “para obtener y analizar la información molecular se requiere tiempo”, de cuatro meses si se hace en semiinjertos o un mes en las células circulantes, por lo que “muchas veces hay que empezar a tratar al paciente y, mientras, se van investigando los fármacos que mejor le encajan”.

REQUIEREN UNA ACTUACIÓN “MUY RÁPIDA”

Esto hace necesario una “actuación muy rápida” porque la mitad de los pacientes con tumores pancreáticos se diagnostican con metástasis y, en estos casos, su supervivencia de vida es de apenas ocho meses.

Por otro lado, durante este curso también se han analizado los avances en el tratamiento individualizado en otros tumores, como los de recto, en los que han observado que si utilizan la quimioterapia de la quimioradioterapia preoperatoria seleccionada por dianas moleculares y se suben las dosis de radioterapia con IMRT, se consigue una respuesta patológica del 60 por ciento, “cuando con el tratamiento normal es del 15 por ciento”.

Del mismo modo, en esta jornada sus participantes se han mostrado a favor de que las agencias regulatorias europea y americana, EMA y FDA respectivamente, cambien sus criterios para la aprobación de medicamentos, porque “la dinámica clásica de sólo grandes estudios en fase III ya no es posible”.

“Tienen que ser grupos pequeños de pacientes con alteraciones genéticas en los un fármaco en concreto sea muy eficaz, ya que el tratamiento tiende a ser cada vez más especializado”, ha recordado Cubillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *