Montero precisa que la sangre del cordón umbilical no se suele utilizar para curar al donante

SEVILLA, 7 (EUROPA PRESS)

La consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, ha hecho este lunes un llamamiento “a la generosidad de las personas” para que donen su sangre de cordón umbilical al banco público andaluz, situado en Málaga, toda vez que ha sostenido que la sangre propia del cordón “no se suele utilizar habitualmente para curar al mismo paciente”, en referencia a la niña andaluza que se ha convertido en el primer caso en España que ha superado con éxito un cáncer de cerebro tras ser tratada con células madre de su propio cordón umbilical.

Montero, quien ha visitado un centro de salud en el municipio jiennense de Jódar, ha sostenido en declaraciones a Canal Sur Radio recogidas por Europa Press que “habitualmente, y en la gran mayoría de los casos, no se utilizan la sangre del cordón perteneciente al enfermo, sino el de otra persona que tiene almacenada allí su cordón umbilical, beneficiando así con esa donación a miles de personas”.

En opinión de Montero, “esa es la mejor forma de contribuir a la recuperación de la salud de miles de niños”. A este respecto, el coordinador autonómico de Trasplantes de Andalucía, Manuel Alonso, ha puntualizado que ello “no quiere decir que nos neguemos a que la gente coja su cordón umbilical para su uso privado”, toda vez que ha explicado en declaraciones a Europa Press que la singularidad de este caso radica en que “ha sido un tumor adquirido, no genético, con lo que sus propias células madre pueden servir”.

Ha agregado que, según la información que ha trascendido de este caso, a la pequeña se la sometió primero a un trasplante de cordón umbilical, “aunque hubo un segundo trasplante de su propia sangre periférica”.

“Como bien dicen –los médicos que han tratado a la pequeña– es un caso excepcional y, seguramente, si no hubiesen tenido su cordón umbilical hubiesen hecho un trasplante de su sangre periférica sin más”, ha defendido Alonso, quien ha insistido en que si el cáncer cerebral hubiese sido de base genética, “el autotrasplante de sangre de su cordón umbilical no hubiese servido porque estas células portarían los genes defectuosos”, con el consiguiente riesgo de que se volviese a desarrollar la enfermedad.

Tras recordar que los trasplantes se pueden hacer de tres tipos: de sangre periférica, de cordón umbilical o de medula ósea, ha insistido que los autotrasplantes “habitualmente suelen ser de sangre periférica, de las que se extraen las células madre, aunque también se hacen de la medula ósea”.

Por ello, ha opinado sobre el tratamiento dispensado de esta niña que, “en principio, es un tratamiento más, como podía haber sido el autotrasplante de sangre periférica”.

Finalmente, ha recodado que Andalucía es la comunidad española con más cordones umbilicales almacenados en su banco público, acumulando la tercera parte de todos los cordones que existen en los bancos públicos españoles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *