Científicos creen que El Hierro podría contar con nuevas zonas de reproducción que mejorarán la pesca

Haría falta la creación de nuevas zonas de reproducción en el Noreste y Noroeste de la isla para favorecer la dispersión de las larvas

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 6 (EUROPA PRESS)

La creación de la Reserva Marina del Mar de Las Calmas en El Hierro ha tenido efectos positivos y ha contribuido a mantener la pesquería tradicional en los últimos años pese a ser un periodo de malas zafras de túnidos, según un estudio científico de la Reserva llevado a cabo por el grupo de Investigación en Biodiversidad, Ecología Marina y Conservación (Bioecomac) del Departamento de Biología Animal de la Universidad de La Laguna, con la participación del grupo de reservas marinas del Centro Oceanográfico de Canarias a petición de la Viceconsejería de Pesca del Gobierno de Canarias.

Prueba de ello es que las densidades del erizo Diadema en la Reserva son muy bajas y han descendido con respecto a 2005 lo que es un valor indicativo “del excelente estado de conservación del ecosistema”.

Las poblaciones de lapas y burgados están bien conservadas en la reserva integral y han mejorado en las zonas de amortiguamiento; la vieja se recupera en abundancia y tamaño de los ejemplares; la cabrilla, alfonsiño y gallo también se han fortalecido y se aprecia una ligera recuperación en abundancia y biomasa de abades por la llegada de ejemplares grandes. Buen estado de mantenimiento presenta, a su vez, la población de doradas, salemas y galanas, capturadas normalmente con el arte de la salamera, que se puede utilizar en la zona externa de la Reserva pero de forma moderada, según los investigadores de la ULL.

Los científicos, dirigidos por el doctor Alberto Brito, recomiendan que para mantener y mejorar el actual nivel productivo haría falta la creación de nuevas zonas de reproducción en el noreste y noroeste de la isla para favorecer la dispersión de las larvas, lo que les acerca a la idea de los pescadores de La Restinga y el propio Cabildo de El Hierro, que ya han manifestado su intención de disponer de datos científicos para el diseño de una estrategia de gestión para la mejora de los recursos pesqueros en toda la isla. Esto aumentaría notablemente la productividad y mantendría la actividad pesquera, “incluso fallando los recursos oceánicos migratorios”, explican en sus recomendaciones.

NIVEL REPRODUCTOR

Para el mantenimiento en el futuro del actual nivel reproductor de la reserva recomiendan ampliar la talla mínima de captura de forma progresiva de la morena hasta los 57 centímetros, algo que los pescadores de La Restinga ya se han mostrado de acuerdo en aceptar, según informa el consejero insular de Pesca, Javier Morales, así como las tallas mínimas en el caso de la pesca de viejas (24centímetros) y cabrilla (21). También abogan porque los pescadores se habitúen a liberar a las morenas pequeñas capturadas vivas y respetar la talla mínima legal de las lapas, aunque su estudio demuestra que tanto lapas y burgados tienen garantizada su supervivencia en la isla si se conserva la veda invernal, cuando es su periodo de reproducción.

Desde principios de los 90 surge el proyecto de creación de la Reserva, con la implicación del sector pesquero, tras la realización de negociaciones con todas las partes interesadas (Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Gobierno de Canarias, Cabildo de El Hierro, Cofradía de Pescadores, buceadores y población local), en 1996 se crea esta Reserva Marina de Interés Pesquero de El Hierro (BOE nº 30 03/03/ 96, BOC nº 31 11/03/96).

Esta Reserva es a su vez un paraíso para los amantes de las actividades subacuáticas. En las zonas de amortiguamiento están algunos de los puntos de inmersión más espectaculares del Mundo. La riqueza en biodiversidad de la costa herreña les beneficia y prueba de la extraordinaria fauna y flora marina de El Hierro, con ejemplares tanto del Mediterráneo como del Trópico, se puede apreciar cada año en el certamen internacional de fotografía submarina, Open Fotosub isla de El Hierro, que promueve el gobierno insular y que este año cumplirá su 15ª edición.

Con una extensión de 750 hectáreas., la reserva comprende aguas interiores, competencia de la Comunidad Autónoma de Canarias, y aguas exteriores, en manos de la Administración General del Estado. La Reserva Marina está dividida en diferentes zonas, y en cada una de ellas se permiten o restringen determinados usos. En el centro de la Reserva Marina se encuentra la Reserva Integral, entre el Roque de Naos y la Punta de la Herradura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *