Más del 25% de los españoles padece acidez, lo que puede ser síntoma de patologías más graves

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

Entre el 25 y el 30 por ciento de los españoles padece pirosis, más comúnmente llamada acidez, una sensación de dolor o quemazón en el esófago, justo debajo del esternón, causada por la regurgitación de ácido gástrico, un síntoma “muy frecuente” que se produce como consecuencia del ardor y que puede ser signo de otras patologías más graves.

Así lo ha explicado, en declaraciones a Europa Press, el presidente de la Real Academia Nacional de Medicina y jefe de Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Clínico San Carlos, Manuel Díaz-Rubio, con motivo del “XVIII Symposium sobre el tratamiento actual de las enfermedades digestivas”, que se celebra estos días en Madrid.

“Este encuentro tiene como objetivo presentar al médico interesado en el aparato digestivo, sea o no especialista, los aspectos más prácticos y novedosos en el tratamiento actual de la patología, además de profundizar en los temas que han sufrido cambios importantes o que en la actualidad lo están haciendo”, puntualiza.

A pesar de que a lo largo de este encuentro se tratarán diversos aspectos “muy concretos” relacionados con los trastornos del aparato digestivo y su tratamiento, el experto ha apuntado que uno de los asuntos “fundamentales” que se abordarán será la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).

Esta patología se produce como consecuencia del reflujo patológico del contenido gástrico al esófago y en la actualidad es una de las enfermedades digestivas de mayor prevalencia entre la población occidental. “Se calcula que el 10 por ciento de la población la padece”, aclara Díaz-Rubio.

No obstante, afirma que, hoy en día, existen unidades “muy especiales” en diversos centros del país, como el Clínico San Carlos, dedicadas al estudio de los pacientes que sufren este problema “con gran exactitud” y a través de la utilización de “modernas técnicas”.

“En la actualidad existe una metodología clínica espectacular, lo que permite a los afectados obtener grandes beneficios con el tratamiento, antes de pasar a otras buenas alternativas terapéuticas, como la cirugía”.

Según señala, el tratamiento actual pasa por la utilización de inhibidores de la bomba de protones, fármacos que inhiben la secreción de ácido gástrico, lo que permite que refluya menos ácido y reduce los síntomas.

Igualmente, en este encuentro de expertos se abordarán problemas, tanto fisiopatológicos como patogénicos, ya que, según explica el especialista, “para entender la terapéutica actual no es posible hacerlo sin tener presente como se produce la enfermedad y como funciona el organismo enfermo”.

MÁS DE 300 ASISTENTES ABORDAN ESTAS PATOLOGÍAS

En el simposio se han dado cita, en calidad de ponentes, numerosos especialistas en aparato digestivo de toda España, especialmente dedicados a los temas que abordan esta patología, además de los 300 asistentes que, a lo largo de estas jornadas, tendrán la posibilidad de intercambiar opiniones sobre el trabajo en su medio, las dificultades que les surgen en el día a día y sus limitaciones.

“Esta reunión en uno de los grandes foros de reflexión, búsqueda de acuerdos y establecimiento de alternativas terapéuticas para aquellos pacientes más rebeldes a los tratamientos convencionales”, matiza Díaz Rubio.

Finalmente, dentro de los temas novedosos que se abordarán a lo largo de la misma, sus organizadores destacan las tardes monográficas sobre enfermedad inflamatoria intestinal crónica y sobre la hepatitis, “ambas de gran frecuencia y que plantean problemas terapéuticos de mucho calado”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *