La Casa de la Ciencia de Sevilla acoge hasta el 20 de marzo una muestra con las mejoras fotografías científicas de 2010

SEVILLA, 1 (EUROPA PRESS)

La Casa de la Ciencia de Sevilla, centro de divulgación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), acoge desde este martes y hasta el próximo 20 de marzo la exposición “FotCiencia8”, que como cada año reúne una selección de las 50 mejores fotografías entre las presentadas al Certamen Nacional de Fotografía Científica, organizado en conjunto por el CSIC y la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt).

De esta manera, tanto el concurso como la exposición itinerante que lo sigue tienen como objetivo acercar la ciencia y la tecnología a los ciudadanos a través de una visión artística y estética, según ha indicado en una nota.

En su octava edición y como cada año, el certamen ha valorado dos grupos fijos de imágenes, a las que luego se han anexado otros grupos de obras relacionadas con diferentes conmemoraciones científicas. Entre las categorías fijas está la “General”, que agrupa a imágenes tomadas a objetos u organismos de más de un milímetro; y la categoría “Micro”, que se encarga de los objetos u organismos de hasta un milímetro. A esta categoría se suma “La ciencia y tu”, que ha premiado aquellas imágenes tomadas para sensibilizar sobre la importancia de la ciencia en el avance de la sociedad. También se han seleccionados fotografías vinculadas con la celebración del “Año Internacional de la Química”.

La imagen ganadora del primer premio en la categoría “General” lleva el nombre de “El comienzo del ámbar”, y su autor es Pedro Ramos, donde se puede observar el comienzo de un proceso que dura millones de años a partir del momento en el que el árbol muere y la gota de resina, con el mosquito dentro, se polimeriza ayudada por el enterramiento entre areniscas o calizas. Estas piedras de ámbar tienen una importancia vital en el conocimiento de algunos seres vivos ancestrales, pues en su interior conservan datos como el ADN, que pueden aportar información fundamental sobre sus características originales.

Por su parte, el primer premio en la categoría “Micro” es una fotografía de Martí Busquets Fité y Miriam Varón que recibe el título de “Noche estrellada de Van Gogh (Sterrennacht)”, en la que aparece una imagen de microscopía que corresponde a la observación de hilos de cobalto formados a partir de nanopartículas magnéticas de ocho nanómetros previamente sintetizadas.

También se exhiben en la exposición las imágenes ganadoras de los dos accésit. Una de ellas de la categoría general, llamada “Derivador” y cuyo autor es Marc Gasser i Rubinat, muestra la medusa Physalia physalis, un organismo colonial que utiliza su vela, inflada de gas, para mantenerse en la superficie y desplazarse con las corrientes oceánicas, que a veces la arrastran desafortunadamente hacia las costas, para perjuicio de bañistas. La otra obra, correspondiente a la categoría “Micro”, lleva el nombre “Del desorden al orden”, y su autor es Ramón Fernández-Ruiz, donde describe cómo la materia tiende a agregarse de muchas y muy diversas formas.

En cuanto al apartado “La ciencia y tú, la exposición incluye una

fotografía de Beatriz Fernández Muñoz en la cual se muestran dos células expresando una proteína verde fluorescente en su citoplasma, representando lo que la ciencia produce a quienes trabajan directamente en ella, “admiración”, según la autora. Por otra parte, la obra ganadora de la categoría relacionada con el “Año Internacional de la Química”, titulada “Sakura”, ha sido tomada por Eva Terrado Sieso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *