El uso de un test de imagen avanza en el conocimiento de la función cognitiva de los pacientes con daño cerebral

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

Un sofisticado test de imagen utilizado para valorar los niveles de función cognitiva de los pacientes con daño cerebral ha logrado nuevos avances para averiguar si podrían beneficiarse de una rehabilitación, según una investigación del Weill Cornell Medical College, publicada este viernes «on line» en «Brain».

Un total de seis pacientes con diferentes niveles de función cognitiva, que iban desde el funcionamiento mínimo hasta el denominado síndrome encerrado, caracterizado por una función cognitiva normal y daños motores severos.

Estos investigadores observaron cómo los cerebros de estos pacientes respondían a una serie de órdenes y preguntas mientras eran pasados por un escáner con imagen de resonancia magnética funcional (fMRI, por sus siglas en inglés).

Descubrieron que existía una amplia y altamente impredecible variación en la habilidad de los pacientes para responder a una orden simple –como «imagina nadar-ahora para»– y después utilizando la misma orden para responder sí o no a cuestionarios tipo test. Esta variación era evidente cuando se comparaba con su habilidad para interactuar junto al paciente utilizando voz y gestos.

Algunos pacientes incapaces de comunicarse por gestos o con la voz no podían realizar estos test mentales, mientras que otros incapaces de comunicarse por gestos o voz eran, de forma intermitente, capaces de responder las cuestiones de utilizando imágenes mentales. Sorprendentemente, algunos pacientes con la habilidad de comunicarse por gestos o voz eran incapaces de realizar tareas mentales.

Los investigadores dicen que estos descubrimientos sugieren que no existe aún ningún examen para valorar con precisión los mayores niveles de función que puede haber y que, ciertamente, parece existir en algunos pacientes con daños cerebrales severos. Sin embargo, dice, se han realizado progresos en esta dirección.

Este estudio es la continuación de una investigación sobre como los fMRI pueden establecer la existencia de una línea de comunicación con los pacientes con daño cerebral para entender si pueden beneficiarse de una rehabilitación y para evaluar sus niveles de dolor y otros parámetros clínicos que pueden mejorar sus cuidados y su calidad de vida.

Investigadores de Cambridge, en Reino Unido, y Lieja, en Bélgica, publicaron las primeras demostraciones en 2006 y 2010 de que pacientes con daño cerebral severo podían responden a órdenes y preguntas. El estudio del Weill Cornell Medical College avanza en estos descubrimientos, lo que supone una importante confirmación de los mismos.

Estos científicos planean ahora desarrollar un ensayo multicéntrico mayor empleando el fMRI, en colaboración con investigadores europeos y canadienses que cuentan con el respaldo de la James S. McDonnell Foundation, para entender mejor las promesas y limitaciones de valorar las habilidades cognitivas en los pacientes que presentan daños cerebrales severos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *