Un estudio sugiere que la sangre para transfusión podría mantenerse fresca más tiempo del que se creía

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

La sangre total (ST), unidad extraída con un anticoagulante y bolsa autorizados y no fraccionada, congelada podría mantenerse en buenas condiciones durante más tiempo que las 24 a 48 horas de los actuales estándares, según un trabajo realizado por investigadores del Hospital Infantil de Filadelfia (Estados Unidos) un descubrimiento que podría mejorar la supervivencia en desastres y guerras.

Según explica el líder de este estudio, David Jobes, anestesiólogo cardiotorácico del Centro Cardíaco del Hospital Infantil de Filadelfia, “hemos descubierto que la sangre total mantiene sus propiedades coagulantes al menos 11 días bajo los estándares de refrigeración”. “Si este hallazgo realizado en laboratorio puede ser confirmado en humanos, llevaría a un cambio en la práctica clínica que mejoraría la supervivencia de los pacientes”, asevera.

La mayoría de los pacientes que reciben transfusiones sanguíneas necesitan sólo de componentes específicos de la sangre, como glóbulos rojos, plasma o plaquetas. Sin embargo, es preferible utilizar sangre total en situaciones específicas, como las operaciones de corazón que se realizan a los niños o las heridas de guerra.

La definición sangre total fresca respecto a sus propiedades coagulantes no ha sido estudiada de forma sistemática. Las actuales prácticas del Hospital Infantil de Filadelfia consideran la vida de la sangre total fresca dura 48 horas cuando está congelada. Después de ese tiempo, los glóbulos rojos pueden recuperarse de la sangre total, pero otros componentes, como el plasma o las plaquetas, tienen que desecharse. “En todo caso, aplazar las operaciones supone gastar recursos”, dice.

Basándose en informes de médicos militares y en las observaciones de otros investigadores en cirugía cardíaca pediátrica, el equipo de Jobes realizó un estudio en el laboratorio para medir la duración de las propiedades de coagulación de la sangre en la sangre total congelada.

Los investigadores utilizaron 21 unidades de sangre total procedentes de donantes voluntarios sanos, analizándolas en un laboratorio de hematología y coagulación bajo la dirección de Long Zheng. Descubrieron que la tromboelastografía (TEG, por sus siglas en inglés) y los niveles de agregación plaquetaria, que miden la eficacia de la coagulación sanguínea, se mantienen normales al menos 11 días bajo las condiciones de congelación estándar.

Si estos resultados se confirman en estudios en humanos, podría realizarse un cambio en las actuales prácticas que incremente la disponibilidad y utilidad de la sangre total, sobre todo en el contexto militar o en situaciones de desastre, además de en localizaciones remotas.

“Los pacientes con traumas podrían beneficiarse, así como otros que necesiten grandes cantidades de sangre, como aquellos que han recibido un trasplante de hígado o los niños que necesitan una reconstrucción craneofacial”, dice Jobes.

A su juicio, un uso más eficiente de las donaciones de sangre total , además de reducir las pérdidas, podría hacer que se necesitaran menos donantes e incrementar la seguridad de los mismos, reduciendo el riesgo de trasmisión de virus. “Nuestros resultados sugieren que los ensayos clínicos podrían analizar el valor de la sangre total después de las 48 horas”, concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *