Europa puede obtener toda su electricidad de las fuentes renovables

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Greenpeace ha asegurado, en su informe “La batalla de las redes”, que Europa puede obtener toda su electricidad de las fuentes de energía renovables y que “la rigidez” de las centrales nucleares y de carbón impide, a su juicio, aprovechar toda la energía renovable que hay disponible.

El estudio, dado a conocer este miércoles en España, pone de manifiesto que las centrales nucleares y de carbón “son un gran obstáculo en el camino hacia un sistema 100 por cien renovable” y muestra “la necesidad de eliminar el 90 por ciento de las actuales centrales térmicas de carbón y nucleares para tener un suministro eléctrico estable y eficiente para 2030, con un 68 por ciento de fuentes renovables para esa fecha”.

Según ha indicado la organización ecologista, el trabajo expone “por primera vez” cómo sería una red inteligente en Europa en el año 2050 y ha precisado que, basándose en “exhaustivos modelos” desarrollados por la consultora en ingeniería Energynautics, refleja cómo la gestión inteligente de la red, la tecnología de control y una red de líneas de transmisión eficientes “pueden equilibrar de forma fiable la demanda con el suministro procedente de energías renovables variables a través del continente, incluso cuando haya poco viento o sol”.

“El informe revela cómo las energías renovables entrarán cada vez más en conflicto con las centrales nucleares y de carbón. En momentos de máxima producción, se está impidiendo el funcionamiento de generadores renovables, que producen energía limpia y sin coste adicional, para permitir que las centrales nucleares y de carbón sigan funcionando”, ha advertido.

Greenpeace ha afirmado que esto se debe a que la energía eólica y solar fotovoltaica “es variable, mientras que las centrales nucleares y de carbón son constantes pero inflexibles”. Por su parte, el responsable de la campaña de Energía de Greenpeace Internacional, Jan Vande Putte, ha asegurado que “los políticos europeos deberían distanciarse del carbón y la nuclear, que están bloqueando el progreso hacia el sistema energético limpio, moderno y eficiente del futuro”.

“El año pasado se decidió parar miles de aerogeneradores para permitir que las centrales nucleares y de carbón continúen con su negocio peligroso y sucio”, ha añadido. Asimismo, el informe precisa que, en España, las renovables –que han experimentado un “rápido crecimiento en los últimos años y han proporcionado, en algunos momentos, más de dos tercios de toda la electricidad– han suministrado, en 2010, un 35 por ciento de la electricidad, mientras que la nuclear ha supuesto un 21 por ciento y el carbón un 8 por ciento.

“Esto convirtió a España en un exportador neto de electricidad a Francia”, ha señalado. Sin embargo, Greenpeace –que también señala que el próximo lunes los ministros de Energía de la Unión Europea se reúnen para concretar cómo cumplir el mandato de priorizar las energías renovables y la eficiencia energética acordado por los por los jefes de Gobierno el pasado 4 de febrero en la Cumbre de la Energía– recuerda que, en las ocasiones en que ha coincidido una baja demanda eléctrica con una alta disponibilidad de viento, “se ha dado la orden de parar parques eólicos, lo que ha dejado perder cientos de megavatios limpios, ante la imposibilidad de detener las centrales nucleares”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *