La cirugía bariátrica se convierte en un método eficaz, a largo plazo, en el 95% de los casos

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

La cirugía bariátrica se convierte en un método eficaz, a largo plazo, en el 95 por ciento de los casos, según se ha afirmado durante la celebración del II Curso de Cirugía Bariátrica y Metabólica, iniciativa organizada por la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (SECO) y el Hospital Clínico San Carlos, en la que se han dado cita destacados expertos en la materia.

«Aunque con algunas diferencias entre unas técnicas y otras, en general hablamos de una importante tasa de éxito a los cinco años de la cirugía de la obesidad», explica el presidente de la SECO, Antonio Torres, que asegura que algunas técnicas alcanzan incluso hasta el 98 por ciento de efectividad.

Este experto también señala que la cirugía bariátrica ha demostrado ser, a día de hoy, la «única medida eficaz» a largo plazo para el tratamiento de la obesidad mórbida, al tiempo que recuerda que otras alternativas utilizadas para conseguir la reducción de peso, como el balón intragástrico, son sólo soluciones temporales.

«El balón intragástrico produce una sensación constante de saciedad con la finalidad de que la persona ingiera menos alimentos y con ello consiga adelgazar. Pero se trata solamente de una medida temporal, ya que es recomendable retirarlo a los seis meses. En general, entre el 30 y el 50 por ciento de los pacientes recuperan su peso perdido en los seis meses siguientes a la retirada del balón», indica.

Según explica, la obesidad mórbida es una enfermedad crónica y grave, no un simple problema estético y de imagen. Los especialistas consideran obeso mórbido a aquel paciente con un Índice de Masa Corporal (IMC) igual o superior a 40, en condiciones normales, o a 35, si en la persona confluyen otras co-morbilidades asociadas.

«Se trata de un problema de salud muy importante que amenaza la vida de los pacientes que la padecen. Toda aquella persona cuyo peso corporal oscile entre un 50 y un 100 por ciento por encima del ideal, o bien lo supera en 45 kilos, debería acudir a las unidades de obesidad convenientemente acreditadas. Ellos le proporcionarán una información correcta y veraz», señala Torres.

A su juicio, uno de los campos «más prometedores» de la cirugía de la obesidad, y que también ha centrado gran parte del curso, es la aplicación de la cirugía bariátrica en el abordaje del síndrome metabólico. Es lo que se conoce como cirugía metabólica, la cual, por el momento, está obteniendo muy buenos resultados en pacientes con diabetes tipo 2 y con un IMC superior a 30. «Se consigue no sólo curar la diabetes, sino también reducir el peso del paciente», asegura.

SIRVE PARA CONTROLAR OTRAS ENFERMEDADES

Además de la diabetes tipo 2, la cirugía bariátrica contribuye a controlar muchas otras patologías asociadas a la obesidad severa. Así, «está evidenciado que mejora el 66 por ciento de los casos de hipertensión arterial, el 80 por ciento de los de apnea del sueño, el 97 por ciento de las dislipemias y el 95 por ciento de alteraciones psiquiátricas como la baja autoestima», destaca el experto.

«Además, estudios recientes han demostrado que los pacientes obesos severos que no se operan tienen mayor incidencia de cáncer y mayor mortalidad por esta enfermedad que aquellos que sí lo hacen y viven en torno a 15 años más que aquellos que no lo hacen», concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *