Las mujeres con obesidad podrían tener un menor riesgo de glaucoma, según estudio

)

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La obesidad podría estar asociada con una mayor presión ocular y un menor riesgo de desarrollar glaucoma de ángulo abierto en mujeres pero no en hombres, según un estudio del Centro Médico Erasmus en Rotterdam (Países Bajos) que se publica en la edición digital de la revista “Archives of Ophthalmology”.

El glaucoma de ángulo abierto es una enfermedad ocular crónica caracterizada por neuropatía óptica glaucomatosa y una pérdida de campo visual. Investigaciones previas han identificado varios factores de riesgo para este trastorno ocular, incluyendo la presión intraocular, la edad, el sexo, la miopía y la etnia.

Los investigadores, dirigidos por Wishal D. Ramdas, examinaron datos de 3.939 participantes del Estudio Rotterdam. Esta población incluía a participantes de 55 años de edad y mayores que vivían en un suburbio de Rotterdam y que no padecían la enfermedad cuando comenzó el estudio entre 1991 y 1993.

Durante una media de 9,7 años de seguimiento, un 2,7 por ciento de los participantes (108) desarrollaron glaucoma de ángulo abierto. Estas personas eran más mayores, tenían un grado superior de miopía y solían ser hombres.

Entre las mujeres existía una asociación entre un mayor índice de masa corporal (IMC) y la presión intraocular. Sin embargo, cada aumento en una unidad en el IMC se asociaba con un 7 por ciento menos de riesgo de desarrollar glaucoma de ángulo abierto. Estas asociaciones no se descubrieron en los hombres.

El exceso de tejido graso podría aumentar la presión en los ojos y la mayor presión intraocular en mujeres obesas podría dar lugar a un aumento del riesgo de glaucoma. Sin embargo, este efecto no se observó y sí un efecto protector del IMC sobre la incidencia del glaucoma en las mujeres. Otra explicación que señalan los autores es que podría ser que los altos niveles de estrógeno y la terapia hormonal protegieran frente al glaucoma de ángulo abierto y la obesidad parece relacionarse de forma positiva con los niveles de estrógeno en plasma después de la menopausia.

Los autores concluyen que la obesidad parece estar asociada con una mayor presión intraocular y un menor riesgo de desarrollar glaucoma de ángulo abierto. “Estas asociaciones estaban presentes sólo en las mujeres. Otros factores relacionados con el estilo de vida, como el estatus socioeconómico, tabaquismo y consumo de alcohol no se asociaban con la enfermedad”, añaden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *